Moderna adapta su vacuna contra las variantes sudafricana y brasileña

Ciencia LR

Un paciente recibe una dosis de la vacuna Moderna contra el coronavirus durante un ensayo en Washington. Foto: AP
Un paciente recibe una dosis de la vacuna Moderna contra el coronavirus durante un ensayo en Washington. Foto: AP

Según los resultados más recientes de un estudio preliminar, los anticuerpos neutralizantes contra el coronavirus aumentan tras la tercera dosis.

Publicidad

La empresa estadounidense de biotecnología Moderna anunció mediante un comunicado que está desarrollando otra versión de la vacuna ARN mensajero anti-COVID-19, que ocasiona una mejor respuesta del sistema inmunitario contra las variantes sudafricana y brasileña al administrar una tercera dosis a dos semanas de la segunda. Los resultados serán publicados en la plataforma de preimpresión bioRxiv.

Andrea Carfi, director de investigación de enfermedades infecciosas en Moderna, declaró que los ensayos clínicos están en fases iniciales, pero, con la información recabada, pueden dar fe de una protección eficaz.

Aquel ensayo clínico dividió en dos a los participantes: un grupo recibió una tercera dosis igual que las dos primeras usadas en España; al segundo se le inoculó la nueva versión de la vacuna. Llegaron a observar que la administración reciente neutraliza más a las variantes de peligro en comparación con los demás voluntarios.

La primera patente de la vacuna ARN mensajero de Moderna contiene instrucciones químicas para generar la proteína S de la variante ancestral del virus. Ahora, la versión actual lleva consigo la orden para producir la proteína S de la variante sudafricana, con nueve mutaciones.

Su efectividad también funciona en la variante brasileña, pues tiene cuatro mutaciones similares. Entre ellas, las denominadas E484K y N501Y preocupan porque serían más contagiosas y se caracterizan por tener la habilidad de escapar de los anticuerpos.

Carfi señaló: “Estamos preparados para empezar a producirla (la vacuna) de manera inmediata si es necesario”.

“Nos alientan estos nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza en que nuestra estrategia de refuerzo debe proteger contra estas variantes recién detectadas”, subrayó el empresario francés y director ejecutivo de la firma estadounidense, Stephane Bancel.

Entretanto, los especialistas de la compañía Moderna siguen trabajando en una vacuna mixta contra la COVID-19 que combina dos proteínas S: la del coronavirus ancestral y la de la variante sudafricana. Debido a sus análisis, ellos recomiendan la revacunación. Carfi, ante ello, dijo que los ensayos dictaminarán la mejor forma de llevarlas a cabo.