Cohete chino ‘fuera de control’ está a punto de caer en la Tierra

Ciencia LR

Despegue del cohete Long March 5B, impulsor del primer módulo que conformará la estación espacial de China. Foto: CCTV
Despegue del cohete Long March 5B, impulsor del primer módulo que conformará la estación espacial de China. Foto: CCTV

Expertos temen que sus restos impacten en una zona habitada. Debido a su trayectoria, podría caer en cualquier punto.

Publicidad

Un gran cohete chino está a punto de tener un reingreso impredecible a la Tierra. Los expertos temen que pueda caer en una zona habitada, debido a que se encuentra fuera de control.

Se trata del cohete Long March 5B, lanzado el pasado jueves por China para propulsar el primer módulo de su estación espacial, Tianhe. Se prevé que su reingreso a la atmósfera terrestre ocurra el 10 de mayo, sin seguridad del lugar en el que impactarán sus escombros.

De acuerdo con SpaceNews, el cohete utiliza de manera única una etapa central y cuatro impulsores laterales para colocar su carga útil directamente en la órbita terrestre baja. No obstante, la etapa central ya está en órbita, por lo que el reingreso se dará posiblemente cada vez más de manera incontrolada a medida que interaccione con la atmósfera de la Tierra.

“Potencialmente no es bueno”, declaró para The Guardian Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard.

“La última vez que lanzaron un cohete Long March 5B terminó con grandes barras de metal volando por el cielo y dañando varios edificios en Costa de Marfil. La mayor parte se quemó, pero hubo enormes piezas de metal que golpearon el suelo. Tenemos mucha suerte de que nadie resultó herido”, agregó.

McDowell considera que es más probable que los restos del cohete chino caigan al mar, ya que el océano cubre aproximadamente el 71% del planeta. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de su impacto en zona poblada.

El especialista advierte también que algunas piezas sobrevivirán al reingreso y su potencial de daño sería equivalente a “un accidente de avión pequeño esparcido por 100 millas”.

“Lo malo es que es realmente negligente por parte de China. Cosas de más de diez toneladas no las dejamos caer del cielo sin control deliberadamente“, afirmó.

Según la órbita actual que sigue el Long March 5B, pasa sobre la Tierra tan al norte como Nueva York, Madrid y Beijing, y tan al sur como Chile y Wellington, Nueva Zelanda, por lo que podría hacer su ingreso por cualquier punto dentro de estas áreas.