VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo RETIRO AFP - Todo lo que debes saber sobre la ley firmada ayer por Pedro Castillo

Estudio encuentra evidencia de transmisión del SARS-CoV-2 de humano a gato

Investigadores en Reino Unido consideran que el contagio en animales representa un riesgo relativamente bajo para la salud pública, pero “no debe ser subestimado”.

Investigadora del estudio en Reino Unido señala que es necesario mejorar la comprensión que tiene la población de la infección animal por Sars-CoV-2. Foto: AFP/referencial
Investigadora del estudio en Reino Unido señala que es necesario mejorar la comprensión que tiene la población de la infección animal por Sars-CoV-2. Foto: AFP/referencial
Ciencia LR

Científicos de la Universidad de Glasgow, en Reino Unido, encontraron dos casos de transmisión de Sars-CoV-2 como parte de un programa de detección de la población felina.

Los investigadores han identificado dos casos de contagio de la COVID-19 de humano a gato. Los animales eran de diferentes razas, vivía en hogares distintos y mostraban signos respiratorios de leves a graves.

El grupo de científicos determinó que fueron infectados por sus dueños, quienes tenían síntomas de la COVID-19 antes del contagio de los felinos.

Un estudio publicado en Veterinary Record señala que no existe evidencia de transmisión del virus de gato a humano o que animales domésticos en general desempeñen un papel apreciable en las infecciones humanas por COVID-19.

Los investigadores indicaron que los animales domésticos podrían actuar como un “reservorio viral”, permitiendo la transmisión continua. No obstante, advirtieron que era necesario mejorar la compresión sobre las mascotas y determinar si desempeñaban un papel en la infección de humanos.

Estudio de la Universidad de Glasgow

La profesora Margaret Hosie, del centro de investigación de virus de MRC-University of Glasgow y autora principal del estudio, se refirió sobre los dos casos de felinos infectados en Reino Unido. “Estos dos casos de transmisión de persona a animal demuestran por qué es importante que mejoremos nuestra comprensión de la infección animal por Sars-CoV-2″, puntualizó.

Además, destacó que la transmisión de animal a humano representa un riesgo relativamente bajo para la salud pública en áreas donde la transmisión de persona a persona sigue siendo alta.

Uno de los gatos contagiados fue sacrificado, mientras que el otro presentó síntomas de COVID-19 leves. Foto: AFP/referencial

Casos de infección en Reino Unido

El primer animal que desarrolló síntomas se trató de una gata Ragdoll, de cuatro meses. Ocurrió a finales de marzo de 2020, reseñó el portal de The Guardian.

La gata fue trasladada al veterinario con dificultades respiratorias en abril de 2020, pero su estado se deterioró y tuvo que ser sacrificada. Las muestras pulmonares post mortem revelaron daño compatible con una neumonía viral y había evidencia de infección por Sars-CoV-2.

El otro caso corresponde a una gata siamesa, de seis años, de un hogar donde un dueño dio positivo por COVID-19. El animal fue trasladado al veterinario con con secreción nasal y conjuntivitis, pero sus síntomas permanecieron leves y el gato se recuperó más tarde.

La infección se determinó por una prueba de hisopado enviada entre marzo y julio de 2020. Sin embargo, los científicos consideran que la frecuencia de transmisión de persona a animal han sido subestimadas debido a la limitación que existe con las pruebas en animales.