Los microplásticos ahora circulan mundialmente en el aire que respiramos

Ciencia LR

Partícula de microplástico en el polvo atmosférico. Foto: Janice Brahney/ PNAS
Partícula de microplástico en el polvo atmosférico. Foto: Janice Brahney/ PNAS

Un nuevo estudio encontró que estas partículas pueden permanecer en el aire durante casi una semana y viajar grandes distancias con el viento.

En los últimos años, los científicos han advertido del grave problema medioambiental causado por los microplásticos. Ahora, un nuevo estudio revela que estas partículas circulan por todo el planeta a través del aire.

“Las partículas y fibras microplásticas generadas a partir de la descomposición de desechos mal administrados son ahora tan frecuentes que recorren la Tierra de una manera similar a los ciclos biogeoquímicos globales”, escribieron los autores del artículo publicado en la revista PNAS.

Los investigadores indicaron que estas diminutas partículas son transportadas por el aire y “ahora giran alrededor del mundo con distintos tiempos de residencia atmosférica, oceánica, criosférica y terrestre”.

El equipo recolectó más de 300 muestras de microplásticos en el aire en 11 sitios del oeste de Estados Unidos. Descubrieron que el 84% de las partículas provino del polvo de carreteras (probablemente por restos desprendidos de los vehículos y basura triturada), el 11% se originó en los océanos, el 5% provino del suelo agrícola y el 0,4% de zonas pobladas.

Sus resultados también mostraron que gran parte del plástico suspendido en la atmósfera no proviene de fuentes recientes.

“Encontramos una gran cantidad de contaminación plástica heredada en todos los lugares donde miramos; viaja en la atmósfera y se deposita en todo el mundo“, indicó Janice Brahney, científica ambiental de la Universidad Estatal de Utah y autora principal del estudio, en un comunicado . “Este plástico no es nuevo de este año. Es de lo que ya hemos vertido en el medio ambiente durante varias décadas “.

Luego, usaron sus hallazgos y un modelo de computadora para averiguar cómo los plásticos se estaban moviendo en la atmósfera. De ese modo, determinaron que las partículas podrían pasar en el aire entre una hora y casi una semana. Este tiempo es suficiente para que el plástico cruce continentes y llegue incluso hasta la Antártida, dijeron los autores.

A pesar de las cifras mostradas en su trabajo, los científicos estiman que las concentraciones más altas se encuentran en los océanos.

Los autores han llamado a este patrón de movimientos el “ciclo de plástico”, en alusión a otros ciclos biogeoquímicos globales, como el ciclo del agua o el ciclo de carbono.

“La gente debería preocuparse por los microplásticos en el aire”, afirmó Andreas Stohl, científico atmosférico de la Universidad de Viena que no participó en el estudio, consultado por The Guardian. “Primero, porque lo inhalarán y es muy probable que esto tenga algún impacto en la salud. Y en segundo lugar, porque la atmósfera es un gran distribuidor. Eventualmente, tendremos concentraciones extremadamente altas de plásticos en todas partes”.