El 34% de personas que superan la COVID-19 presentan problemas neurológicos

Ciencia LR

Para el 13% de personas que tuvieron problemas neurológicos o psicológicos luego de haber superado la COVID-19, resultó ser su primer diagnósticos de este tipo. Foto: difusión
Para el 13% de personas que tuvieron problemas neurológicos o psicológicos luego de haber superado la COVID-19, resultó ser su primer diagnósticos de este tipo. Foto: difusión

Según un estudio, que analizó a más de 230.000 pacientes, un tercio de los sobrevivientes también sufre afecciones psicológicas a seis meses del contagio.

No solo los números de contagios por coronavirus generan preocupación a nivel mundial, sino también los síntomas que persisten en determinados lapsos previos o posteriores a la aparición de la enfermedad. Las secuelas físicas y mentales del SARS-CoV-2 —con el tiempo el espectro ha ido aumentando— añaden otro frente de batalla en esta crisis sanitaria.

Una de cada tres personas (34%) que superan la COVID-19 son diagnosticadas con problemas neurológicos o psiquiátricos en los seis meses siguientes a la infección. Dichos informes colocan a la ansiedad (17%) y las alteraciones del humor (14%) en los primeros lugares, según un estudio conjunto de los departamentos de Psiquiatría y Neurociencia Clínicas en la Universidad de Oxford (Reino Unido) publicado el miércoles 7 de abril en la revista The Lancet Psychiatry.

Aunque el reporte de problemas neurológicos, por ejemplo, las hemorragias cerebrales (0,6%), accidentes vasculares cerebrales (2,1%) y demencia (0,7%) son inferiores, el riesgo es en general más alto entre pacientes graves con SARS-CoV-2.

El profesor Paul Harrison, autor principal del estudio, definió que el riesgo individual de padecer muchas de estas afecciones neurológicas y psiquiátricas es bajo; sin embargo, por el alcance de la pandemia, recomienda permanecer en alerta constante.

La mayoría de estos problemas son “crónicos”, sostuvo Harrison, quien aboga por dotar a los sistemas sanitarios con recursos para “hacer frente a las necesidades”.

En total, los firmantes de la investigación analizaron 236.379 expedientes de pacientes afectados por la COVID-19.

Para el 13% de las personas, desde otro ángulo, se trataba del primer diagnóstico neurológico o psiquiátrico.

El riesgo de desarrollar problemas a largo plazo ha crecido en los pacientes hospitalizados por COVID-19 severo. Así, al 46% de los enfermos que estuvieron en reanimación registraron problemas neurológicos o psiquiátricos seis meses después de estar infectados.

Cerca del 7% de los pacientes que siguieron el proceso en reanimación tuvieron un accidente cardiovascular posterior; 2,7%, una hemorragia cerebral; y cerca de 2% desarrolló demencia. Estas cifras se pueden comparar, respectivamente, con las de los no hospitalizados: 1,3%, 0,3% y 0,4%.

Los investigadores también cruzaron datos de más de 100.000 pacientes que tuvieron un diagnóstico de gripe y los más de 236.000 pacientes con un diagnóstico de infecciones respiratorias.

“Desgraciadamente, muchos problemas identificados en este estudio tienen tendencia a hacerse crónicos o recurrentes, por lo que podemos anticipar que el impacto del COVID-19 podría perdurar durante muchos años”, escribió el doctor Jonathan Rogers de la Universidad de Londres (UCL) en un comentario publicado en la revista.

Probablemente, las personas estudiadas fueron más gravemente afectadas que la población en general, de aquellas personas numerosas que no van a consultar por síntomas ligeros o inexistentes, propusieron los expertos.

Con información de AFP.