Fármaco contra la hepatitis muestra eficacia en tratamiento de la COVID-19

Resultados preliminares muestran que el uso de este medicamento al principio de la enfermedad ayuda a los pacientes a recuperarse más rápido y a evitar cuadros graves.

El interferon pegilado alfa-2b se usa en el tratamiento contra la hepatitis B y C. Foto: Pegasys
El interferon pegilado alfa-2b se usa en el tratamiento contra la hepatitis B y C. Foto: Pegasys
Ciencia LR

El interferón pegilado (PegIFN) alfa-2b, empleado para combatir la hepatitis B y la C, ha tenido éxito en el tratamiento de la COVID-19, informó la farmacéutica india Zydus Cadila. El anuncio es respaldado por los resultados preliminares del ensayo clínico de fase 3, la última etapa para probar la eficacia de dicho fármaco.

”Los resultados intermedios muestran que el PegIFN, cuando se administra temprano, puede ayudar a los pacientes a recuperarse más rápido y a evitar varias complicaciones que suelen aparecer en las etapas avanzadas de la enfermedad, lo que podría ser un avance en el tratamiento de la COVID-19″, indica un comunicado de la compañía.

El 91,15% de los pacientes tratados con PegIFN dieron negativo a la prueba de PCR el día 7 en comparación con el 78,90% que recibió la atención estándar.

Asimismo, indicaron que PegIFN redujo la duración del oxígeno suplementario de 84 horas a 56 horas en pacientes con COVID-19 moderado.

El comunicado también precisa que una dosis única de PegIFN administrada al principio de la enfermedad muestra una gran mejoría clínica en los pacientes.

PegIFN suministra interferones alfa al cuerpo de la persona. Estas proteínas son producidas por las células para combatir los virus, pero esta respuesta natural no siempre es efectiva.

“El envejecimiento reduce la capacidad del cuerpo para producir interferón alfa en respuesta a infecciones virales, lo que puede estar asociado con una mayor mortalidad en pacientes de edad avanzada”, detalla la farmacéutica.

“Interferón pegilado alfa-2b administrado durante la infección temprana puede reemplazar esta deficiencia y ayudar a un proceso de recuperación más rápido”, añade.

Zydus Cadila lleva a cabo el ensayo clínico de fase 3 en 250 pacientes con COVID-19 de una veintena de centros médicos en India. Cuando el estudio concluya, se presentará un artículo en una revista científica (revisada por expertos).

Tras estos primeros resultados prometedores, la farmacéutica solicitó la autorización del regulador nacional para el uso del medicamento como un tratamiento anticovid.