LO ÚLTIMO - Vacunación de jóvenes de 21 y 22 años inicia este lunes 27 de setiembre

El borde de un agujero negro es visto por primera vez mediante nueva imagen

Además, aquel agujero negro en el centro de la galaxia M87 profiere potentes chorros de energía que se extienden a 5.000 años luz desde su núcleo.

Representación artística de un agujero negro liberando un chorro de partículas. Para conseguir la foto actual, se necesitaron más de 300 investigadores. Foto: Referencial / Sophia Dagnello, NRAO/AUI/NSF; NASA, STScI
Representación artística de un agujero negro liberando un chorro de partículas. Para conseguir la foto actual, se necesitaron más de 300 investigadores. Foto: Referencial / Sophia Dagnello, NRAO/AUI/NSF; NASA, STScI
Ciencia LR

En abril de 2019, el proyecto Telescopio del Horizonte de Sucesos (EHT), red de instrumentos ubicados en Chile, México, España y diversos sectores del planeta, tomó la primera ‘foto’ —en realidad fue un mosaico compuesto mediante superordenadores— de un agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia Messier 87 (M87), a 55 millones de años luz, dentro de la constelación de Virgo.

Una nueva investigación, subida a una plataforma web del European Southern Observatory (ESO), se ha encargado de entregarnos la imagen actualizada de este fenómeno cosmológico gracias al esfuerzo de 300 expertos que provienen de prestigiosos centros de estudio alrededor del mundo. Esta vez, revelaron la luz polarizada de aquella región que curva el espacio-tiempo, causada por sus campos magnéticos en los bordes.

La polarización es una propiedad de la energía electromagnética que permite describir las características internas de objetos astronómicos.

“Si una onda electromagnética no tiene orientación preferencial se dice que no está polarizada; pero si existe una dirección preferencial se dice que está polarizada. Por ejemplo, la luz emitida por una lámpara de tungsteno no está polarizada, mientras la luz solar dispersa que ocasiona el cielo azul está polarizada”, se explica en un artículo colgado en la Revista Brasilera de Encino de Física (2018).

Este agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia Messier 87 ya había sido fotografiado con otra técnica en el año 2019. Aquí se puede apreciar el campo magnético. Foto: EHT Collaboration

Iván Martí-Vidal, coordinador de la EHT e Investigador Distinguido GenT de la Universidad de Valencia, calificó a este trabajo como un “hito importante” y aseguró que la polarización de la luz ayudará a comprender aún mejor los eventos físicos de la imagen tomada en 2019.

Para Monika Moscibrodzka, otra coordinadora del Grupo de Trabajo de Polarimetría EHT, esta evidencia nos impulsará a entender los chorros energéticos surgidos de agujeros negros parecidos al de la galaxia Messier 87, cuya potencia se esparce a lo largo de 5.000 años luz desde su núcleo.

Sin embargo, no toda la materia es expulsada al espacio. Una parte de ella fluye con dirección al horizonte de sucesos, una frontera en la cual ni siquiera la luz puede escapar y donde los eventos de un lado no afectan a los observadores situados en otro por la deformación del tejido espacio-temporal.

“Con sus 66 antenas, ALMA (Atacama Large Millimeter/Submillmeter Array) domina la colección general de señales en luz polarizada, mientras que APEX (Atacama Pathfinder Experiment) ha sido esencial para la calibración de la imagen”, acotó Ciska Kemper, especialista de ESO.

La calidad de la resolución obtenida por el EHT se compara a la necesaria para medir un objeto de 10 centímetros en la superficie de la Luna.