Nunca antes visto: bonobos hembra adoptan bebés de otros grupos

Ciencia LR

Una madre llamada Marie (izquierda) junto a Flora (derecha), a quien adoptó cuando el bebé huérfano apareció en su grupo social. Foto: Nahoko Tokuyama
Una madre llamada Marie (izquierda) junto a Flora (derecha), a quien adoptó cuando el bebé huérfano apareció en su grupo social. Foto: Nahoko Tokuyama

Los investigadores indican que es la primera vez que observan este comportamiento en grandes simios.

Un equipo de científicos ha registrado que dos bonobos hembra, cada una de un grupo diferente, se hicieron cargo de dos huérfanos que no pertenecían a sus comunidades. Ambos casos sucedieron en la Reserva Científica en el Congo.

Una madre llamada Marie ya estaba cuidando a dos bebés cuando adoptó a Flora, identificada por sus rasgos faciales y patrones de color pertenecientes a otro grupo. Marie cargó y amamantó a Flora y a su hija biológica más pequeña, y los aseó a los tres pequeños.

“Parecía estar muy cansada, pero era una gran madre”, dice Nahoko Tokuyama, primatóloga de la Universidad de Kyoto en Japón y autora principal del estudio publicado en Scientific Reports el 18 de marzo.

Tokuyama detalla que, a veces, Marie favorecía a su descendencia porque los atendía con más frecuencia que Flora.

Los investigadores también notaron que una hembra bonobo llamada Chio, de unos 50 años, había adoptado a una huérfana apodada Ruby. Sin bien Chio no estaba produciendo leche, amamantó a la pequeña.

Después de realizar un análisis genético, se demostró que ninguno de los bebés tenía parentesco materno con ninguna hembra de su nuevo grupo.

Cat Hobaiter, etóloga de la Universidad de St. Andrews en Escocia, consultada por Science News, afirma que este comportamiento “la dejó pasmada”. Aunque los bonobos son tolerantes y no tienen problemas con interactuar con miembros de otros grupos, la adopción de pequeños foráneos es algo que nunca antes se había registrado.

Los chimpancés, que junto con los bonobos son los ‘primos’ evolutivos más cercanos de los seres humanos, pueden ser hostiles e incluso matar a los huérfanos de otros grupos.