Desarrollan método de impresión rápida en 3D que apuntará a generar órganos

Ciencia LR

larepublica_pe

La bioimpresión estaba limitada por diversos factores. Ahora, los científicos continúan ideando mejores métodos. Foto: Universidad de Buffalo
La bioimpresión estaba limitada por diversos factores. Ahora, los científicos continúan ideando mejores métodos. Foto: Universidad de Buffalo

Un profesor de biomedicina y su equipo han demostrado que su tecnología de impresión 3D es entre 10 a 50 veces más rápida que la usada en la actualidad.

Casi el 80% de peruanos ha expresado en su Documento Nacional de Identidad (DNI) que no donará órganos. Según el Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplantes, solo dos personas de cada millón se deciden a hacerlo, una estadística muy dura si nos ponemos a pensar en los casi 7.000 pacientes que esperan mejorar su calidad de vida en nuestro país.

Incluso en otros países del mundo también se adolece de donantes y urge invertir en el estudio de alternativas que le devuelvan la esperanza a los afectados: tan solo en los Estados Unidos, 17 personas mueren cada día esperando el reemplazo de una parte de su cuerpo, de acuerdo con la Red de obtención y trasplante de órganos.

El PhD Ruogang Zhao, profesor de Ingeniería Biomédica en la Universidad de Buffalo (Estados Unidos), junto con un equipo de expertos han optimizado el tiempo de impresión 3D a un ritmo de entre 10 y 50 veces más rápido. Además, ya están desarrollando un nuevo método para generar órganos y tejidos bajo el mismo procedimiento.

Los resultados se pueden leer libremente en Advanced Healthcare Materials, plataforma para artículos revisados por pares sobre ciencia de materiales destinados a la salud humana.

Lazy loaded component

“Estos estudios demuestran un método rápido de impresión de hidrogel 3D —materiales gelatinosos con múltiples aplicaciones— y representan un primer paso hacia la fabricación de modelos de tejidos de ingeniería de gran tamaño”, resumieron los firmantes del documento científico.

Conforme contó Zhao, la tecnología aplicada por su equipo reduce la deformación de las piezas y lesiones celulares, un efecto común en impresiones clásicas.

Lazy loaded component

La investigación determinó, de igual modo, que sí es posible imprimir vasos sanguíneos, redes necesarias para el transporte de la sangre, y que, seguramente, les servirá a las personas con tejidos internos lesionados o como alternativa para los que tienen extremidades amputadas.

“La tecnología (...) funciona con muestras de gran tamaño que antes eran muy difíciles de lograr”, anotó el experto en biomedicina, refiriéndose al trasplante de órganos.