EN VIVO - Canelo Álvarez vs. Yildirim se enfrentan por el título del CMB desde Miami

COVID-19 no se transmite por alimentos o envases, según estudio de EE. UU.

Ciencia LR

larepublica_pe

21 Feb 2021 | 19:43 h
"Las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son extremadamente bajas", destaca la FDA. Foto: NIH
"Las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son extremadamente bajas", destaca la FDA. Foto: NIH

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos recordó que el SARS-CoV-2 se transmite de persona a persona.

El contagio del coronavirus SARS-CoV-2 es un tema que preocupa a muchas personas en la actualidad. La limpieza sistemática o casi obsesiva de todo lo que ingresaba al hogar fue una práctica ejercida por numerosas familias para evitar la propagación de la enfermedad.

Un reciente análisis de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA es su sigla en inglés) y el Departamento Norteamericano de Agricultura (USDA) asegura que el nuevo coronavirus no se transmite a las personas a través de los alimentos o de los envases alimenticios.

“Nuestra confianza en la seguridad del suministro de alimentos se mantiene firme. Los consumidores deben estar seguros, tras la información científica actual y en base a un abrumador consenso científico internacional, de que es muy poco probable que los alimentos que se consumen y los envases de los mismos propaguen el coronavirus”, señalaron el secretario interino del USDA, Kevin Shea, y la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

Ambos recordaron que la COVID-19 es una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona, a diferencia de los virus gastrointestinales o los transmitidos por los alimentos, como el norovirus y la hepatitis A.

No hay registro de si bien hay relativamente pocos informes de detección del virus en alimentos y envases, la mayoría de los estudios se centran principalmente en la detección de la huella genética del virus, en lugar de en la evidencia de la transmisión del virus a las personas, reseñó Europa Press.

“Dado que la cantidad de partículas de virus que, teóricamente, podrían ser recogidas al tocar una superficie es muy pequeña y la cantidad necesaria para la infección por inhalación oral sería muy alta, las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son extremadamente bajas”, detallaron.

Recordaron , además, que los organismos estadounidenses comentan que no se vio evidencia epidemiológica de que los alimentos o los envases que los contienen sean una fuente de transmisión del coronavirus y no se notificó ningún caso de contagio por esta causa.

Un artículo publicado en septiembre pasado en la revista científica The Lancet destaca que la capacidad del virus para permanecer activo en superficies fue exagerada en los experimentos iniciales.

Al parecer, en las investigaciones que declararon este hecho inicialmente, los científicos usaron concentraciones altas del virus para encontrar su tiempo de vida por fuera del cuerpo.

Para los especialistas, la consecuencia de esa exageración fue, sobre todo, social.

Insistieron en que el uso de la mascarilla y el distanciamiento social deben continuar conforme a que la principal vía de transmisión del virus es respiratoria. Ese tipo de estrategias para prevenir el contagio deberían tener privilegio sobre el resto.