LO ÚLTIMO - Procuraduría del Minjus y Minsa no apelarán sentencia del caso Ana Estrada

Vacuna de Pfizer ofrece fuerte respuesta inmune ante nuevas variantes

Ciencia LR

larepublica_pe

12 Feb 2021 | 15:19 h
La vacuna de Pfizer/BioNTech está basadas en ARN mensajero. Foto: AFP
La vacuna de Pfizer/BioNTech está basadas en ARN mensajero. Foto: AFP

Un análisis demostró que la primera dosis genera una fuerte respuesta de células T contra todas las variantes, la cual, sumada a la segunda dosis, estimula una mayor cantidad de anticuerpos.

Un nuevo análisis elaborado por la Universidad de Oxford comprobó que la vacuna que desarrolla contra el coronavirus, en conjunto con Pfizer, ofrece una fuerte respuesta de células T contra las variantes halladas en Reino Unido y en Sudáfrica. Esto significa que la vacuna evita que se genere la COVID-19 de forma grave.

La investigación, liderada por el catedrático William James, sugiere que se necesitan ambas dosis de la vacuna de Pfizer para lograr dicha protección. Una sola genera respuestas de células T contra todas las variantes de coronavirus existentes, pero no es suficiente para neutralizarlas. En cambio, con el refuerzo, la estimulación de anticuerpos se fortalece lo necesario.

“Puede que no los proteja necesariamente contra la infección, pero es muy probable que esta primera dosis haga que sea mucho más fácil para su sistema inmunológico dar una buena respuesta la próxima vez. Creemos que es por eso que esa segunda dosis produce una respuesta de anticuerpos tan buena y fuerte, porque las células T ya están allí, listas para reaccionar”, declaró James, citado por The Guardian.

Para llegar a esta conclusión, James y sus colegas tomaron muestras de sangre de personas que se habían recuperado de COVID-19 y también de trabajadores de la salud que habían recibido una o dos dosis de la vacuna de Pfizer. Por otro lado, aislaron las nuevas variantes de virus B 1.1.7. (británica) y B1.3.5.1 (sudafricana) y una más antigua similar a las que circulaban hace un año.

Los anticuerpos y las células T de todos los pacientes objetos de estudio se probaron contra esos virus para ver qué tan bien funcionaban. El resultado fue que, luego de la primera dosis, los anticuerpos eran moderadamente efectivos contra el virus original. Sin embargo, menos efectivos contra las nuevas variantes.

Aun así, la producción de células T capaces de responder a todas sin excepción fue una observación alentadora. Quiere decir que con una sola dosis, el sistema inmunológico es capaz de reconocer diferentes regiones de la proteína pico del coronavirus. Esto, sumado a un refuerzo (la segunda dosis) produce anticuerpos suficientes para otorgar protección.

“En más del 90% de los casos, los anticuerpos que las personas generan después de la segunda dosis están en el tipo de nivel que neutraliza el virus y que esperaríamos que los protegiera de la infección. Estamos bastante seguros de que estarán protegidos de la infección por la variante sudafricana y la variante de Kent, así como por la variante [inicial] del virus”, sostuvo James.

Asimismo, el investigador infiere que la inmunidad originada por la vacuna de Pfizer podría ser resistente a futuras variantes.

“No promete que no se enfermará por las nuevas variantes, pero sugiere que hay algo con lo que trabajar y que su sistema inmunológico puede responder a ellas”, concluyó.