VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más
EN VIVO - Alianza Lima vs. Alianza Atlético por la Liga 1

Los primeros humanos en América habrían llegado acompañados con sus perros

Una reciente investigación reveló que los perros han estado al lado de las personas por miles de años.

La Republica
Se cree que los perros fueron domesticados primero en Siberia. Foto: EUROPAPRESS
Ciencia LR

Cuando el ser humano atravesó el puente de Beringia —que conecta ahora Rusia moderna con Alaska— y pisó por primera vez América, hace unos 15.000 años, no llegó solo. Una investigación liderada por la arqueóloga Angela Perri, de la Universidad de Durham (Reino Unido), reveló que con ellos iban muy probablemente perros ya domesticados.

Perri y su equipo llegaron a esta conclusión tras examinar antiguos registros arqueológicos y genéticos de personas y perros de la época. Todo apuntó a que provenían del noreste de Asia. El análisis mostró además que la domesticación de los canes comenzó hace más de 23.000 años en Siberia.

“Al juntar las piezas del rompecabezas de la arqueología, la genética y el tiempo, vemos una imagen mucho más clara de que los perros fueron domesticados en Siberia y luego se dispersaron desde allí hacia las Américas y alrededor del mundo”, declaró la arqueóloga, según un reporte de EurekAlert

Sobre por qué los perros pasaron de ser salvajes a estar domesticados por el ser humano, Perri plantea una hipótesis. La investigadora considera que las gélidas condiciones climáticas de aquella era pudieron hacer que los lobos formen una relación con los hombres para poder sobrevivir.

Los lobos probablemente aprendieron que buscar a los humanos regularmente era una comida fácil y gratuita, mientras que los humanos permitían que esto sucediera siempre que los lobos no fueran agresivos o amenazantes”, explicó.

La crianza de perros ayudó, por su parte, a los humanos, según Perri. Una de las evidencias de su análisis sugiere que pudieron haber ayudado a transportar artículos más rápido.

“Hace mucho que sabemos que los primeros estadounidenses tenían habilidades de caza muy perfeccionadas y que sabían encontrar piedras y otros materiales para fabricar sus herramientas”, detalló David Meltzer, arqueólogo de la Universidad Metodista del Sur (EE. UU.) y también autor del artículo.

Para Meltzer, los perros formaban parte de la cultura de los humanos de ese tiempo, al igual que sus herramientas de piedra. Por eso los llevaban consigo todo el tiempo.