LO ÚLTIMO - Encuesta IEP: Pedro Castillo mantiene ventaja sobre Keiko Fujimori

África: dos jirafas enanas son documentadas por los científicos

Ciencia LR

Las jirafas pertenecen a Namibia y Uganda. Fueron encontradas a raíz de un estudio fotográfico. Foto: Giraffe Conservation Foundation (GCF)
Las jirafas pertenecen a Namibia y Uganda. Fueron encontradas a raíz de un estudio fotográfico. Foto: Giraffe Conservation Foundation (GCF)

Las jirafas presentan un tipo de enanismo muy extraño en animales salvajes. Ambas miden un promedio de 2,7 metros de largo, la mitad de un ejemplar promedio.

Un grupo de especialistas de la Fundación para la Conservación de las Jirafas (GCF), ubicada en Namibia, un país a suroeste de África, halló a dos de estas especies que se caracterizan por su enanismo poco conocido en animales salvajes.

Los investigadores vieron a los ejemplares cuando realizaban una sesión fotográfica en el Parque Nacional Murchison Falls, un espacio protegido de Uganda.

Michael Butler y Emma Wells, principales firmantes del estudio publicado en BMC Research Notes, informaron que ambos animales viven bajo una condición llamada displasia esquelética, un trastorno de desarrollo óseo anormal.

“Las displasias esqueléticas pueden ser causadas por un conjunto diverso de etiologías moleculares y pueden manifestarse en diferentes formas que incluyen micromelia (acortamiento de toda la extremidad), rizomelia (acortamiento del fémur) y mesomelia (acortamiento del radio, cúbito, tibia y peroné)”, explicaron los implicados en las observaciones.

La primera jirafa llamada Gimli fue hallada en Uganda y mide 2,8 m de largo, mientras que el segundo ejemplar bautizado como Nigel registró una altura de 2,6 m. Normalmente, esta especie alcanza entre 4,6 y 6,1 m, casi el doble en comparación a las enanas.

“La reacción inicial fue de incredulidad”, relató Michael Brown, becario en Ciencias del Instituto Smithsonian de Biología de la Conservación, quien se encontró con la especia de Uganda.

“Parecía como si alguien hubiera puesto la cabeza y el cuello de una jirafa en el cuerpo de un caballo”, expresó el testigo.

David O’Connor, presidente de Save Giraffes Now y miembro del Grupo de Especialistas en Jirafas y Okapi de la UICN, también narró su experiencia: “Al principio no lo creí. Pensé que estaba photoshopeado (en referencia a las imágenes) para ser honesto”.

Brown añadió que los animales encontrados tendrán problemas en aparearse debido a su condición física.

“Es fácil imaginar cómo (el enanismo) podría hacerlas más susceptibles a la depredación, ya que carecen de la capacidad de correr y patear con eficacia, que son dos de las tácticas antidepredadores más eficaces de su especie”, siguió.

Finalmente, Julian Fennessy, director y cofundador de GCF, se refirió a la disminución de la población de estos animales de extenso cuello, ya quedan solo 111.000 en estado salvaje. “Hay mucho más que aprender sobre las jirafas en África y debemos mantenernos firmes ahora para salvarlas antes de que sea demasiado tarde”, afirmó.