CDC muestran que asintomáticos transmiten COVID-19 en más del 50% de casos

Ciencia LR

larepublica_pe

Quienes participaron en el modelo concordaron en que se deben mantener las medidas de prevención contra el coronavirus. Foto: AFP
Quienes participaron en el modelo concordaron en que se deben mantener las medidas de prevención contra el coronavirus. Foto: AFP

“La conclusión es que controlar la pandemia de COVID-19 va a requerir el control de la pandemia silenciosa de transmisión de personas sin síntomas”, afirmó el coautor del estudio.

Las personas sin síntomas transmiten más de la mitad de los casos del coronavirus SARS-CoV-2, dedujo un modelo desarrollado por investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

En un estudio publicado el jueves 7 de enero en la revista médica JAMA Network Open se comprobó que más del 50% de toda la transmisión de la COVID-19 provino de personas asintomáticas, incluidas 35% presintomáticas y 24% que no llegan a desarrollar ningún síntoma.

“La conclusión es que controlar la pandemia de COVID-19 va a requerir el control de la pandemia silenciosa de transmisión de personas sin síntomas”, destacó Jay C. Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC y coautor del estudio.

Modelaron los transmisores potenciales de coronavirus en tres grupos: personas que aún no habían tenido síntomas, los que nunca muestran síntomas y los sintomáticos. Dieron por hecho que serían más infecciosas cinco días después de haber estado expuestas al SARS-CoV-2.

Evolución del número de casos de coronavirus de los últimos siete días y comparación respecto a los siete días anteriores. Infografía: AFP

Sin embargo, contemplaron escenarios en los que la contagiosidad máxima se produjo después de tres, cuatro, seis y siete días. En la mayoría, quienes no tenían síntomas representaban el porcentaje más alto.

“La proporción de transmisiones se mantuvo en general por encima del 50% en una amplia gama de valores base”, afirmó Butler. “Medidas como el uso de mascarillas y el distanciamiento social permiten a las personas protegerse y, si están infectadas, reducir el riesgo para sus comunidades”.

Los autores coincidieron en que es vital seguir las recomendaciones de los CDC y el resto de organismos en el mundo, como el lavado de manos constante, para evitar contraer la COVID-19.

“Las herramientas de mitigación de la comunidad disponibles deben utilizarse ampliamente para poder frenar la propagación del SARS-CoV-2 de todas las personas infectadas, al menos hasta que tengamos las vacunas”, agregó Butler.

Los autores advirtieron, no obstante, que su modelo probablemente subestima el porcentaje real de casos de coronavirus provocados por asintomáticos. Muge Cevik, de la Universidad de St. Andrews (Escocia), acotó que el estudio no tuvo en cuenta el entorno donde surge la propagación.

“Quizás la transmisión asintomática sea importante, pero puede ser mucho más importante en los hogares y en las residencias. Eso podría significar que necesitamos hacer pruebas mucho más específicas para poblaciones de alto riesgo”, dijo al diario The Washington Post.