Plasma reduce muertes por COVID-19 si se aplica temprano, revela estudio

Ciencia LR

larepublica_pe

07 Ene 2021 | 17:42 h
De los pacientes efectivamente tratados con plasma solo nueve necesitaron oxígeno contra 23 que recibieron tratamiento con placebo. Foto: referencial/AFP
De los pacientes efectivamente tratados con plasma solo nueve necesitaron oxígeno contra 23 que recibieron tratamiento con placebo. Foto: referencial/AFP

“En todos los pacientes la incidencia de la enfermedad grave bajó a la mitad”, dijo el autor principal del estudio. La COVID-19 “no avanzó debido a la administración del plasma”, acotó una colega.

La administración de plasma de convalecientes a pacientes con coronavirus en las primeras horas disminuye a la mitad el riesgo de cuadros críticos, comprobó un estudio realizado por la argentina Fundación Infant y avalado por una prestigiosa revista médica.

The New England Journal of Medicine publicó el miércoles 6 de enero un ensayo en el cual se apuntó que la aplicación temprana de plasma de convalecientes en adultos mayores con comorbilidades y en toda persona con más de 75 años es eficaz para evitar que la COVID-19 se transforme en una enfermedad respiratoria grave.

“El plasma es solo un vehículo que lleva anticuerpos”, señaló el director de la fundación, el doctor Fernando Polack, en palabras que recoge el informe. Para que sea eficiente debe ser administrada dentro de las primeras 72 horas de la aparición de síntomas.

Mientras que en declaraciones a la local Radio Con Vos el científico, quien lideró la investigación, reiteró el resultado de las pruebas: “En todos los pacientes la incidencia de la enfermedad grave bajó a la mitad”.

“Es una alternativa si un mayor de 65 años se infecta. Pero es como el seguro de salud, hay que tenerlo cuando uno está sano porque no hay tiempo para esperar a ver qué pasa: si estás mal el plasma no sirve”, resumió Polack.

La indagación, desarrollada en la Argentina, se basó en un estudio aleatorio, doble ciego y controlado por placebo con 200 donantes y 120 pacientes voluntarios. La mitad de los pacientes recibió al azar plasma de alto título de anticuerpos y la mitad restante un placebo.

“Tenemos claro que el plasma sirve en los primeros tres días de enfermedad, es decir que tienes (un plazo de) 72 horas de síntomas para recibirlo”, añadió Polack.

De los pacientes tratados con plasma solo nueve necesitaron oxígeno contra 23 que recibieron medicación con placebo, precisó Infant en su sitio web. Estiman que una de cada seis personas que recibieron plasma, hubiera tenido enfermedad severa de no haberlo tomado.

“Este es el único estudio en el mundo contra el SARS-COV2 que se hizo con esta metodología rigurosa de comparación temprana de un grupo contra otro y, por lo tanto, otorga evidencia de que la enfermedad no avanzó debido a la administración del plasma y no por otras razones”, dijo la doctora Romina Libster, una de las autoras principales del trabajo.

Igualmente, lo calificaron como la primera evidencia en el planeta de un tratamiento universal, accesible y seguro que puede salvar vidas hasta que haya vacunas disponibles.

Aunque la Argentina ya inició el 29 de diciembre pasado su campaña de vacunación contra la COVID-19 a través de la vacuna rusa Sputnik V. Y también aprobó la de Pfizer/BioNTech y la de Oxford/AstraZeneca.