Anuncian el descubrimiento de un nuevo estado de la materia

Ciencia LR

larepublica_pe

06 Ene 2021 | 21:37 h
Las partículas individuales del vidrio líquido pueden moverse, pero no rotar. Foto: Grupos de investigación del profesor Andreas Zumbusch y el profesor Matthias Fuchs
Las partículas individuales del vidrio líquido pueden moverse, pero no rotar. Foto: Grupos de investigación del profesor Andreas Zumbusch y el profesor Matthias Fuchs

Según científicos de la Universidad de Konstanz, en Alemania, han identificado una especie de vidrio cuyo estado es distinto al sólido, gaseoso, plasmático y líquido clásico.

El conocimiento en diversos campos de la ciencia varía a través del tiempo. Al evocar el marco estudiantil, es sencillo determinar los estados o fases de agregación de la materia: sólido, con átomos de estructuras estrechas; líquido clásico, dotado de energía cinética si se incrementa la temperatura de un sólido; gaseoso, moléculas dispersas con poca capacidad de atracción; y plasmático, gas ionizado como en los procesos del Sol.

Sin embargo, un conjunto de investigadores de los departamentos de química y física en la Universidad de Konstanz (Alemania) determinaron este miércoles 6 de diciembre, que el denominado ‘vidrio líquido’ también forma parte del listado mencionado.

Los resultados se encuentran escritos en un artículo de la revista semanal editada por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

“Mostramos que, en el estado de ‘vidrio líquido’ (...) hay estructuras hasta ahora desconocidas (...). Por tanto, nuestros datos dan una idea de la transición vítrea y revelan un estado adicional de la materia”, se resalta en el estudio.

Aunque el vidrio sigue siendo un material común en la vida cotidiana, su naturaleza y propiedades físicas y químicas no están claras. En esta materia inorgánica, sus moléculas no forman un patrón de cristal cuando muta de estado líquido a sólido.

Estas moléculas se congelan momentos antes de la cristalización, un proceso químico que enlaza los átomos u otra clase de materia para conformar una red cristalina, parte esencial de todo el proceso.

Los investigadores principales, Andreas Zumbusch y Matthias Fuchs, llegaron a esta conclusión cuando utilizaron las suspensiones coloidales o, en palabras más simples, los fluidos de partículas sólidas del tamaño de un micrómetro (milésima parte de un milímetro), más grandes que átomos y moléculas, en vasos a granel.

Ante las conjeturas teóricas del ‘vidrio líquido’, Fuchs, profesor de teoría de la materia suave condensada, subrayó que los experimentos dejaron evidencia de interacciones que la comunidad científica siempre ha buscado, incluso durante más de 20 años.

“También podría resultar en un lugar interesante para futuros estudios sobre la formación y evolución de defectos topológicos (rama de las matemáticas que estudia los cuerpos geométricos). Mientras que, a escala molecular, también sirven como sistema modelo para la evolución de la materia en el universo”, puntualizaron los firmantes del documento especializado.