Encuentran una estructura galáctica con una masa de billones de soles

Ciencia LR

larepublica_pe

03 Ene 2021 | 14:40 h
En los círculos blancos se aprecian los cúmulos que componen la gran estructura hallada. Foto: Ghirardini et al., 2020
En los círculos blancos se aprecian los cúmulos que componen la gran estructura hallada. Foto: Ghirardini et al., 2020

Los astrónomos implicados en el descubrimiento dieron a entender que, a pesar de su tamaño, aquella región del universo había pasado desapercibida.

Mientras los astrónomos se internan más en las profundidades del universo observable, van descubriendo nuevos sectores que despiertan enormes curiosidades y desafían los patrones acostumbrados.

Un amplio equipo de investigadores internacionales examinó, a través de los datos arrojados por eROSITA Final Equatorial Depth Survey (eFEDS) —telescopio de rayos X construido en el Instituto Max Planck para Física Extraterrestre en Alemania—, un supercúmulo de galaxias nunca antes registrado de 1.700 billones de masas solares.

Los resultados de las observaciones están alojados en la plataforma de prepublicación arxiv.org.

En total, ocho cúmulos son los que forman la ingente estructura recientemente hallada por los científicos. El denominado ‘eFEDS J093513.3 + 004746′, uno de ellos, tiene una masa de 580 billones de soles, además de ser el más luminoso en comparación a los otros.

Cinco cúmulos poseen masas entre 140 y 250 billones de soles; los más pequeños, 130 billones de masas parecidas al astro rey.

De esta forma, se podrá calcular mejor la distribución de materia en el universo, ya que los supercúmulos de galaxias están unidos por filamentos o ‘telarañas cósmicas’.

“Estos primeros resultados muestran el potencial de eROSITA para sondear estructuras a gran escala como supercúmulos y las propiedades de sus miembros”, escriben los firmantes del artículo de preimpresión.

Las estructuras ubicadas hacia el norte están pasando por un proceso de fusión, según los datos ópticos y de rayos X.

Los investigadores afirman que sus pronósticos muestran que seremos capaces de detectar “450 supercúmulos con 3.000 grupos —una cantidad bastante ambiciosa—, lo que permite estudios estadísticos de las propiedades de los supercúmulos y sus constituyentes incrustados en la red” del universo.