¿Cuál es el tiempo necesario para acabar con un hábito?

Ciencia LR

larepublica_pe

03 Ene 2021 | 18:57 h
El hábito de consumir nicotina puede ocasionar cáncer y enfermedades cardiovasculares. Foto: difusión
El hábito de consumir nicotina puede ocasionar cáncer y enfermedades cardiovasculares. Foto: difusión

“Los hábitos de larga data están literalmente arraigados a nivel neuronal, por lo que son poderosos determinantes del comportamiento”, explicó un neurocientífico.

Levantarse todos los días a la misma hora para ir a trabajar, comer al mediodía, fumar un cigarrillo en el receso de la universidad o tomar un vino luego de la cena son algunos de los hábitos que las personas adoptan en su vida diaria. Sean perjudiciales o no, se cree que solo necesitamos 21 días para modificar nuestros regímenes temporales.

Esta cifra se acuñó a partir de la publicación de un libro llamado Psycho-Cybernetics del cirujano plástico Maxwell Maltz. Allí se daba a entender que las personas demoraban tres semanas en aceptar su nueva apariencia estética. El texto ha alcanzado a más de 30 millones de lectores y, con el pasar de los años, los gurús, psicólogos deportivos y practicantes de la autoayuda validaron la prosa de sus páginas.

El libro Psycho-Cybernetics propone que la mente puede ser dirigida a objetivos específicos | Foto: Difusión

El 16 de julio de 2009, sin embargo, Phillippa Lally, Cornelia H. M. Van Jaarsveld, Henry W. W. Potts y Jane Wardle, investigadores de la Universidad College de Londres (UCL, Reino Unido), publicaron un artículo en la European Journal of Social Psychology.

Ellos determinaron que un hábito demora 66 días en mantenerse. Para llegar a ese resultado, estudiaron los comportamientos de 96 personas en 12 semanas.

Respecto a romper una práctica habitual, Timothy Pychyl, psicólogo y profesor asociado a la Universidad de Carleton, en Canadá, considera que debe existir una respuesta prepotente, es decir, ajustar el patrón del cerebro y hacerlo menos dominante.

Para el neurocientífico Elliot Berkman, el chicle de nicotina y los inhaladores funcionan mejor que los parches de nicotina cuando se busca atenuar los efectos del cigarro, porque es fácil empezar una actividad nueva que dejar de hacer algo y reemplazarlo con un ícono muy parecido.

Los parches de nicotina se aplican sobre la piel, una vez al día y a la misma hora | Foto: SPL

Berkman agregó que las personas cambian de manera más eficaz sus hábitos por convicción propia que por la presión de otros. En otras palabras, la personalidad y la motivación darán el plus definitivo al momento de que alguien decida cambiar el rumbo de su vida; por ejemplo, a abandonar el cigarro o reducir el consumo.

Según Susan Krauss Whitbourne, profesora adjunta de gerontología de la Universidad de Massachusetts y PhD. en la Universidad de Columbia, el hábito sí puede perderse de forma óptima, como cuando se presenta un incidente violento.

“Empiece poco a poco dándose una nueva recompensa por no adoptar el hábito y aumente hasta que pueda continuar durante períodos de tiempo más largos. Con el tiempo, el comportamiento perderá su antiguo valor de recompensa y el nuevo ‘no hábito’ ocupará su lugar”, recomendó la experta.

“Los hábitos de larga data están literalmente arraigados a nivel neuronal, por lo que son poderosos determinantes del comportamiento”, explicó Berkman. Así, la regla general sería: mientras más se haya puesto en práctica un hábito, tardará más en disiparse o reacomodarse.

Por su parte, el director del Instituto de Espiritualidad y Salud en la Universidad de Santa Clara, el PhD. Thomas G. Plante, estableció un gama de variables para calcular cuánto tiempo se debe invertir en acabar con una actividad sistemática arraigada en el cerebro.

  • Depende de cuánto se quiera romper el hábito. Se trata de la intensidad.
  • Es más fácil romper un hábito nuevo que uno viejo. Hay que reconocer el problema.
  • Las consecuencias. ¿Perderás a alguien? ¿Sucederá algo malo?

“El comportamiento y los hábitos (especialmente cuando son de larga data) son muy difíciles de cambiar. Todas las estrellas deben alinearse para que esto suceda. Puede ser útil prestar atención a los factores biológicos, psicológicos, sociales, culturales y de otro tipo. Pero al final, para responder a tu pregunta, todo depende”, comentó Plante.