¿La velocidad del metabolismo varía mucho de una persona a otra?

Ciencia LR

larepublica_pe

30 Dic 2020 | 3:19 h
Las rutas del metabolismo aparecieron como mecanismos de evolución básicos en el desarrollo de las especies. Foto: Difusión
Las rutas del metabolismo aparecieron como mecanismos de evolución básicos en el desarrollo de las especies. Foto: Difusión

Independientemente de la velocidad actual de nuestro metabolismo, hay ciertos detalles que producirán distintas reacciones, según una experta de la Universidad de Mississippi.

La palabra metabolismo se refiere a los cambios físicos, químicos y fisiológicos en el funcionamiento de las células y el organismo. Los procesos de esta cualidad interna son complejos y determinan tanto el crecimiento como la reproducción y las bases de la escala molecular de las especies.

Terezie Tolar-Peterson, profesora asociada de Ciencia de los Alimentos, Nutrición y Promoción de la Salud de la Universidad Estatal de Mississippi, publicó un artículo de divulgación en el medio especializado The Conversation para desmitificar algunas creencias sobre el metabolismo.

Para la experta, la pregunta sobre si la velocidad del metabolismo cambia sustancialmente de persona en persona es complicada porque el término biológico abarca tres trabajos sumamente importantes, cada uno con sus respectivas complicaciones: convertir los alimentos en energía para el cuerpo, descomponer los mismos en proteínas y eliminar desechos de nitrógeno.

Resulta crucial tomar en cuenta la cantidad del valor energético que un organismo asimila: a eso se le denomina calorías. Al respecto, existe una norma de nutrición muy bien graficada por Tolar-Peterson.

Una mujer adulta de 57 kilos debe variar su ingesta calórica entre 1.600 puntos y 2.400 por día. En cambio, un hombre de 70 kilos puede oscilar su consumo en alrededor de 2.000 o 3.000 calorías. El metabolismo más alto es el de los bebés, ya que ellos queman 50 calorías por 0,45 kg al día debido a su etapa de crecimiento.

“Entonces, si dos mujeres del mismo peso pueden tener necesidades calóricas que varían hasta en un 30%, ¿significa eso que la mujer cuyo cuerpo consume más calorías tiene un metabolismo más rápido que la mujer cuyo cuerpo usa menos calorías?”, cuestiona la experta.

“No necesariamente”, responde de inmediato. De darse el caso que una de las hipotéticas mujeres tenga más actividad física, su cuerpo le pediría más energía a fin de conseguir el objetivo trazado.

Eso no es todo, ya que la tasa calórica, según el artículo de The Conversation, también sufre modificaciones al contar factores genéticos, la edad, la composición corporal y la cantidad de ejercicio acostumbrado. No se debe olvidar el estado de salud y ciertas condiciones médicas.

En esa línea, tener fiebre aumenta la tasa metabólica por cada 0,5 °C en un 7%. Otras peculiaridades se registran en personas con bajo nivel de oxígeno, diabetes, atrofia muscular o depresión.

“El tejido muscular es más activo metabólicamente que el tejido graso en el cuerpo”, subraya Terezie Tolar-Peterson. Previo a ese comentario, señala el ejemplo de una mujer con sobrepeso, 40% de grasa corporal y 34 kilos de masa muscular: ella quemará menos calorías si no realiza actividad alguna, mientras que una mujer más saludable presentará mayores facilidades.

“Al aumentar la masa muscular, también aumentará la cantidad base de calorías necesarias para mantener esos músculos. En lugar de quejarse de un metabolismo lento, puede intentar aumentarlo para que sea al menos un poco más rápido”, recomienda la especialista en nutrición.