Expertos advierten que la misión Artemisa 2024 podría postergarse

Ciencia LR

larepublica_pe

28 Dic 2020 | 15:04 h
La Casa Blanca añadió $ 1.600 millones al presupuesto del programa de la NASA para volver a la Luna "de una manera grande". Foto: Composición LR /NASA
La Casa Blanca añadió $ 1.600 millones al presupuesto del programa de la NASA para volver a la Luna "de una manera grande". Foto: Composición LR /NASA

La nueva administración de Joe Biden, quien asumirá el cargo de presidente de los Estados Unidos el 20 de enero, podría dejar el proyecto en un segundo plano.

A inicios de diciembre, la NASA anunciaba los lineamientos científicos que adoptará la misión Artemisa, proyecto que llevará a la primera mujer a la Luna en el 2024, por intermedio de un documento detallado. Sin embargo, cuando todo parecía indicar que las fechas de la puesta en marcha de la fase III no se moverían, ahora surgen incertidumbres al respecto.

La razón principal de un cambio de planes sería la asunción de Joe Biden, presidente electo de los Estados Unidos, al control de la Casa Blanca el próximo 20 de enero de 2021, ya que el demócrata reevaluaría los plazos de la misión, según expertos.

Joe Biden y Barack Obama trabajaron justos en pos de hacer realidad el compromiso espacial | Foto: Gage Skidmore / Space.com

John Logsdon, exdirector del Instituto de Política Espacial de la Universidad George Washington (1987-2008) y quien era parte del Consejo Asesor de la NASA, cree que el lanzamiento del vuelo espacial tripulado hacia el polo sur de nuestro satélite sufrirá una variación en el calendario.

En esa misma línea, Erick Stallmer, expresidente de la Federación de Vuelos Espaciales Comerciales, grupo privado de la industria, opinó que el cronograma del 2024 no era realista, puesto que resultaba ser “muy ambicioso”.

A pesar de que el Partido Demócrata había expresado en julio, a través de un documento donde mencionan la nueva política espacial, que apoyaba a la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, esto no se ha visto reflejado de forma sostenida durante los siguientes meses.

En aquella plataforma, para la relativa tranquilidad de los expertos, los demócratas pusieron énfasis en continuar los trabajos dentro de la Estación Espacial Internacional y llevar astronautas estadounidenses a la Luna otra vez; así como “ir más allá a Marte y dar el siguiente paso en la exploración de nuestro sistema solar”.

Imagen artística de astronautas explorando la Luna durante la misión del 2024 | Foto: NASA

Inclusive Logsdon ya había adelantado su postura tras analizar dicho documento: “No hay indicios de cambios importantes en la dirección o los programas de la NASA (...). “Este es, en general, un respaldo de gran apoyo a los esfuerzos espaciales de la nación”, agregó el profesor emérito, aunque no estuvo satisfecho al ciento por ciento con aquel mensaje.

El medio especializado Space.com destacó que el cambio climático global sí es una de las prioridades de Biden en relación al potencial científico de la NASA, pero ese es un tema muy independiente de la exploración dentro del sistema solar.

Un punto clave será, sin dudas, la designación del nuevo mandamás de la NASA: a partir de ese momento el panorama se esclarecerá. Jim Bridenstein, actual administrador de la agencia espacial de los Estados Unidos, puso su cargo a disposición el 14 de noviembre, según un informe de Aerospace Daily.

“Se necesita a alguien que tenga una relación cercana con el presidente de los Estados Unidos. Alguien en quien la administración confíe; incluida la OMB (Oficina de Administración y Presupuesto), el Consejo Nacional del Espacio y el Consejo de Seguridad Nacional”, explicó el también militante del Partido Republicano.

En un año marcado por el desastre sanitario del nuevo coronavirus, es difícil pensar en que los proyectos a realizarse fuera de la Tierra se vuelvan más importantes en comparación a lo que ocurre dentro de ella. Está en manos de los políticos estadounidenses y los socios internacionales decidir qué planes se postergan.