Estudio determina que la nueva variante del coronavirus es 56% más contagiosa

Ciencia LR

larepublica_pe

24 Dic 2020 | 17:41 h
La variante de Reino Unido ya se detectó en varios países de Europa. Foto: AFP
La variante de Reino Unido ya se detectó en varios países de Europa. Foto: AFP

Investigadores advierten que las medidas de control aplicadas en Reino Unido podrían no bastar para frenar esta variante. El estudio aún debe ser revisado por otros expertos.

La nueva variante del coronavirus que se ha expandido en Reino Unido es 56% más contagiosa que las demás antes registradas, según un estudio realizado por un equipo de científicos de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron la presencia de la nueva variante —ahora llamada VOC 202012/01— en las regiones más afectadas y la compararon con los datos de hospitalizaciones y muertes.

Determinaron que VOC 202012/01 es altamente contagiosa, pero no hallaron “pruebas claras” de que produzca una mayor o menor gravedad de la enfermedad. Sin embargo, estimaron que un aumento de casos debido a una mayor transmisión podría significar un aumento de muertes en 2021 con respecto al 2020.

La investigación, que aún no ha sido revisada por otros expertos para su publicación en una revista científica, coincide con las estimaciones de las autoridades británicas que comunicaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la nueva variante se transmite entre un 40% y un 70% más.

Los autores indican que podría ser necesario cerrar escuelas y universidades para que los casos no se vuelvan a disparar. Asimismo, calcularon que se requiere una gran aceleración en el despliegue de la vacunación para contener la propagación y la carga en los hospitales.

¿Cómo es la nueva variante?

Aparece una nueva variante de un virus cuando este tiene una serie de mutaciones que lo diferencian del ‘original’.

Cuando el SARS-CoV-2 infecta las células, introduce su genoma con las instrucciones para hacer más virus. En ocasiones, se producen errores en este proceso y las nuevas copias del virus adquieren una instrucción distinta. Eso es una mutación.

Partícula de SARS-CoV-2. Crédito: NIAID.

La variante VOC 202012/01, que se detectó por primera vez en setiembre en Reino Unido, presenta 23 mutaciones. Ocho de estas se ubican en la parte de su genoma con las instrucciones para hacer la proteína de espícula, con la que el virus ingresa a las células humanas.

Un estudio preliminar identificó que algunas de estas mutaciones en la espícula tienen el potencial de darle al virus aún más capacidad para infectarnos.

De todas las variantes de SARS-CoV-2 registradas en el mundo, esta es la que acumula más modificaciones en su genoma. Por esa razón, los científicos estudian en qué medida estos cambios pueden alterar el comportamiento del virus.