Cómo ha mutado la nueva variante del coronavirus y por qué preocupa a científicos

Renzo Gonzales

GCRenzo

22 Dic 2020 | 8:39 h
Científicos investigan la nueva variante de SARS-CoV-2. Foto: AFP
Científicos investigan la nueva variante de SARS-CoV-2. Foto: AFP

Se identificó una cantidad de alteraciones nunca antes vista en el SARS-CoV-2 que ya está en varios países de Europa. ¿Por qué sospechan que es mucho más contagioso? Los expertos responden.

Las autoridades de Reino Unido encendieron las alarmas la semana pasada al anunciar que una nueva variante del SARS-CoV-2 estaba “fuera de control” en su país. Desde entonces, cada vez más naciones han cerrado sus fronteras a los británicos para evitar la entrada de una nueva amenaza. Sin embargo, se ha dicho poco sobre cómo es esta ‘versión’ del nuevo coronavirus que causa preocupación en científicos y gobiernos.

El 18 de diciembre, un grupo de investigadores del Consorcio Genónimo COVID-19 de Reino Unido publicó un estudio preliminar sobre una nueva variante del SARS-CoV-2 que se propagó rápidamente durante las últimas cuatro semanas en el país europeo. Según el documento, el virus presenta una acumulación de mutaciones que no se habían registrado en toda la pandemia.

Juan More, doctor en inmunología comparada y miembro de la Sociedad Americana de Virología, indica que mutan todo el tiempo. “La mayoría de estos cambios son perjudiciales para el virus, pero de vez en cuando aparecen mutaciones que le favorecen, lo que al parecer podría estar pasando con esta variante”.

Esta variante, llamada VUI-202012/01, presenta un total de 23 mutaciones. Ocho de estas afectan el gen de la proteína S: la espícula que usa el coronavirus para ingresar a la célula humana.

Principales mutaciones en la espícula de la nueva variante. Foto: LR/ AFP

¿Más contagioso?

Una mutación ha sido localizada justo en el extremo de la espícula. Esta región (RBD) es la que se une al receptor ACE2 de nuestras células para comenzar la infección.

Estudios anteriores determinaron que este tipo de modificación puede facilitar la entrada del virus a la célula. “Al parecer, esta variante del virus es mucho más contagiosa que las otras variantes porque se ‘pega’ mejor (al receptor de la célula)”, señala Paul Cárdenas, microbiólogo e investigador de la Universidad San Francisco de Quito.

Pero este dato no es el único que sugiere una mayor capacidad infecciosa de VUI-202012/01.

“Han visto que esta variante surgió en setiembre y, la región donde apareció, presentó un incremento notable de los casos de COVID-19. Ahí comienzan los indicios de que se transmite mucho más rápido”, explica Juan More.

El primer ministro británico Boris Johnson dijo que, según datos iniciales, la nueva variante “puede ser hasta un 70% más transmisible que la anterior”.

¿Esquiva las defensas?

Otra de las mutaciones en la espícula generó la pérdida de los aminoácidos 69-70, una modificación que, según una investigación preliminar, permite al virus escapar de los anticuerpos neutralizantes. Es decir, esta mutación podría frustrar parte de la respuesta inmunológica de las personas.

Asimismo, se contempla la posibilidad de que la inmunidad adquirida tras la infección o la vacunación pueda estropearse frente a la nueva variante.

Las vacunas utilizaron el molde del SARS-CoV-2 original de Wuhan de hace un año. Lo que preocupa es que, al haber tantas mutaciones en la proteína S, los anticuerpos producidos por la vacuna no se adhieran bien al virus y no lo bloqueen adecuadamente”, detalla Cárdenas.

Por su parte, More advierte que es necesario hacer ensayos en células (en laboratorio) o en animales para determinar si esto sucede con la nueva variante.

No obstante, ambos expertos consideran poco probable que la vacuna no sea efectiva contra la variante de Reino Unido, ya que los anticuerpos generados atacan distintas zonas de la proteína del virus. Además, parte de las defensas del organismo son las células T, que también bloquean al invasor.

“Hasta el momento, no hay evidencia científica de que las vacunas no funcionen o funcionen menos (contra esta variante), pero sí es preocupante que haya tantas mutaciones”, recalca Cárdenas.