La NASA anuncia prioridades científicas para la Misión Artemisa de 2024

Ciencia LR

larepublica_pe

08 Dic 2020 | 8:59 h
Los expertos de la NASA buscan establecer el Campamento base Artemis, un rover y una casa móvil en la Luna. Foto: NASA
Los expertos de la NASA buscan establecer el Campamento base Artemis, un rover y una casa móvil en la Luna. Foto: NASA

La fase III de la Misión Artemisa lanzará a la primera mujer a la Luna. El equipo científico define las estrategias, los estudios de campo y los experimentos que ejecutarán.

Cada vez más cerca. La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de los Estados Unidos publicó un informe donde establece cuáles serán los lineamientos del Equipo de definición científica de Artemis III (fase avanzada del Programa Artemisa), misión que colocará a la primera mujer en la superficie lunar en el año 2024.

En dicho documento oficial, discutido desde setiembre, se definen los fines científicos respecto a las estrategias de muestreo, estudios de campo y experimentos desplegables. Se priorizará la proyección sobre los recursos que habrá disponibles en el Polo Sur de la Luna, en el que asentarán al Artemis base camp.

Según un artículo de la NASA, publicado el 28 de octubre, el Artemis base camp incluye “una moderna cabina lunar, un rover y una casa móvil”. “Las primeras misiones incluirán estancias cortas en la superficie, pero a medida que evoluciona el campamento base, el objetivo es permitir que la tripulación permanezca en la superficie lunar hasta dos meses seguidos”, se describe.

Astronautas de la NASA en el Polo Sur de la Luna. Al fin la humanidad vivirá en su satélite natural dentro de unos años | Foto: NASA

Enseguida, Kathy Lueders, administradora asociada de vuelos espaciales tripulados en la sede de la NASA en Washington, expresó que mientras más viajes haya hacia la Luna, se tendrá mayor comodidad debido a la eficacia de los ensayos. También se adelantó a decir que en Marte podría haber una experiencia similar, de alcanzar el éxito con el Programa Artemisa.

Por este motivo, en el documento se menciona el envío previo del denominado VIPER, un rover de exploración polar que obtendrá datos de la distribución y concentración de hielo a recolectarse durante el viaje. Tal y como lo describe la web de la agencia de los EE. UU., el robot utilizará un taladro de 1 metro de largo para analizar varios entornos.

“El rover se aventurará en cráteres en sombra permanente, algunos de los lugares más fríos del sistema solar, donde las reservas de hielo de agua han perdurado durante miles de millones de años”, se asevera en un comunicado.

El rover VIPER alunizará en el 2023 para cumplir una misión de 100 día | Foto: NASA / Ames Research Center / Daniel Rutter

Por su parte, Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, aseguró que trabajan como nunca para garantizar el retorno tripulado al satélite después de un prologando silencio, desde 1972 con la misión Apolo 17.

Asimismo, la administración responsable de la investigación aeroespacial hizo énfasis en llevar a cabo los planes de manera meticulosa y “en cada segundo del tiempo de un astronauta”.

Renee Weber, científica planetaria en jefe del Centro Marshall de vuelos espaciales de la NASA, calificó a la Luna como una puerta de entrada a la exploración del sistema solar.

Artemis III, fase de la Misión Artemisa, se caracteriza por su potencial de lograr un progreso de ensueño en las prioridades científicas. Algunas de ellas son comprender cómo se formó la Luna, así como su evolución, el flujo de agua e interacción con el Sol.