La peculiar planta que se ‘oculta’ para no ser recolectada por los humanos

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

22 Nov 2020 | 14:33 h
A la izquierda, la planta Fritillaria delavayi está camuflada; a la derecha, crece en bajas presiones de cosecha | Foto: Yang Niu
A la izquierda, la planta Fritillaria delavayi está camuflada; a la derecha, crece en bajas presiones de cosecha | Foto: Yang Niu

Los científicos creían que una hierba usada en medicina tradicional china había evolucionado como una forma de despistar a los herbívoros; sin embargo, el comercio humano es el responsable.

La naturaleza va autorregulándose con sus miles de colores para una mejor interacción de especies. Así, algunas características elementales de los seres vivos no responden estrictamente a ornamentos sin mayor sentido que la belleza estética.

Un equipo de científicos encabezado por Yang Niu, del Laboratorio clave para la diversidad de plantas y biogeografía de Asia oriental en la Academia de Ciencias de China, con el apoyo de sus colegas Hang Sun —del mismo centro especializado— y Martin Stevens, de la Universidad de Exeter (Reino Unido), descubrió que la planta medicinal Fritillaria delavayi ha evolucionado para modificar su tonalidad en ambientes donde los humanos practican la recolección comercial.

Este tipo de Fritillaria es una hierba que crece de mayo a setiembre en los pedregales alpinos de las montañas Hengduan (Asia Oriental, China) y produce una flor por año luego de sus cinco primeros años.

El reciente estudio se encuentra alojado en la plataforma de Current Biology, dentro de la revista Cell.

A y B son especies verdes fuera de peligro; C y D están camufladas | Foto: Cell.com

El color de sus hojas normalmente es verde, pero, mientras más presencia de recolectores haya en una zona específica, más probabilidades hay de que adquiera un color marrón semejante a las rocas. Como una prueba directa, los investigadores no le dieron importancia a las pocas marcas de herbivoría (alimentación animal de la parte viva de la planta); tampoco identificaron enemigos naturales.

“Como otras plantas camufladas que hemos estudiado, pensamos que la evolución del camuflaje de esta Fritillary había sido impulsada por herbívoros, pero no encontramos tales animales (...) Entonces, nos dimos cuenta de que los humanos podrían ser la razón”, comentó Niu, autor principal del artículo.

A fin de sostener las hipótesis, los investigadores observaron que las plantas de ocho poblaciones se escondían dependiendo del nivel de cosecha. Más adelante, mediante pruebas por computadora, concluyeron que ante el ‘temor’ de ser separadas de su entorno, estas se ‘ocultaban’, una estrategia efectiva con el objetivo de subsistir.

Sun, otro firmante del artículo, recalcó que la actividad humana también determina el estado actual de la biodiversidad, debido a las presiones sobre la naturaleza.

Por otro lado, Stevens se sorprendió al apreciar la supervivencia de los organismos silvestres y su adaptabilidad a fenómenos externos.

“Dado que los humanos llevan mucho tiempo recolectando animales y plantas para una variedad de rasgos, esperamos que haya muchos otros ejemplos análogos de humanos que impulsan cambios en la coloración en la naturaleza”, precisó el grupo de botánicos.

Lu Bei, el bulbo de la planta, es fuente directa del medicamento de China llamado Chuan Bei Mu, el cual se usa para tratar la sequedad de pulmón y tos crónica. Su valor alcanza los $ 480 por kg o 3.500 ejemplares.

Video Recomendado

Lazy loaded component