Satélite español Ingenio se despedazó por “errores humanos” tras lanzamiento

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

18 Nov 2020 | 16:44 h
Representación artística de lo que fue considerado el mejor satélite de España: el SEOSAT-Ingenio | Foto: ABC Ciencia
Representación artística de lo que fue considerado el mejor satélite de España: el SEOSAT-Ingenio | Foto: ABC Ciencia

Se perdió una inversión de € 200 millones debido al fallo de dos cables cruzados. Por su parte, la ESA confirmó que, lamentablemente, esta misión ya escribió su página final.

A tan solo ocho minutos de despegar gracias al cohete Vega VV17 (Vector Europeo de Generación Avanzada), el satélite español SEOSAT-Ingenio perdió altura en el encendido del lanzador AVUM y se destruyó por un imprevisto en dos cables cruzados. Este hecho representa un fracaso absoluto para las aspiraciones de una nueva exploración espacial que costó € 200 millones.

Eva Vega, directora del departamento de Programas Espaciales en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), calificó a este incidente como “un disgusto horrible”. “No sabemos si el motor no se encendió, aunque dijeron que sí, o si tenía poca potencia, pero el cohete no tomó suficiente altura”, agregó.

Ingenio debió subir a 670 km por encima de la superficie de la Tierra, pero no se separó del cohete dentro de los primeros 54 minutos de rigor, sino que lo hizo mucho antes. De haber tenido éxito, el dispositivo artificial habría investigado fenómenos electromagnéticos y captado imágenes de cosechas, incendios, eventos naturales y otras emergencias de España, Iberoamérica, el norte de África y ciertas localidades de Europa.

Según detalló Arianespace, compañía europea responsable del cohete, el artefacto habría caído en un lugar deshabitado como el océano Atlántico desde la Guayana Francesa, su región de procedencia.

Lazy loaded component

Por su parte, la Agencia Espacial Europea (ESA) no dio esperanzas acerca de la funcionalidad del satélite SEOSAT-Ingenio y subrayó la pérdida de la misión.

El Ministerio de Ciencia e Innovación español lamentó la desaparición de la sonda, porque supondrá un declive económico gigantesco al no contar con seguro de respaldo.

“Las misiones europeas Copérnico pueden proporcionarnos los datos que íbamos a obtener de Ingenio, pero no será lo mismo. El motivo es que no podemos tenerlos a la carta. Ingenio nos daba una independencia muy importante para decidir qué es lo que nos interesaba ver, y ahora debemos plantearnos cómo vamos a cubrir ese hueco”, explicó Vega.

El director ejecutivo de Arianespace, Stéphane Israël, ofreció disculpas tras lo sucedido. Aclaró que los lanzadores son una tecnología que no admite desajustes de ningún tipo.

Aunque se trata de una inversión de alto rango, la dirección del INTA no descarta volver a intentarlo más adelante. “Es la primera vez que pasa algo semejante con un proyecto nacional, pero ahora nos ha tocado”, comentaron desde el despacho.

No obstante, en un tuit, el jefe de la cartera de Ciencia, Pedro Duque, manifestó: “Este proyecto ha permitido a la industria española demostrar su capacidad para desarrollar sistemas espaciales completos y obtener nuevos contratos como la recientemente firmada LSTM Mission para @CopernicusEU”.

De acuerdo con la ESA, el proyecto LSTM observaría la temperatura de la superficie terrestre valiéndose de un sensor infrarrojo térmico de alta resolución.

SEOSAT-Ingenio (Satélite Español de Observación de la Tierra) tenía una vida útil de siete años. Iba a ser considerado un ‘segundo ojo’ después del aparato espacial Paz, lanzado en 2018 por el Ministerio de Defensa, con tareas de vigilancia civil.

Video Recomendado

Lazy loaded component