La historia de los bebes gemelos enterrados en tumba de hace 31.000 años

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

16 Nov 2020 | 15:02 h
Los gemelos enterrados en el sitio arqueológico de Krem-Wachtberg, Austria. Foto: OREA OeAW
Los gemelos enterrados en el sitio arqueológico de Krem-Wachtberg, Austria. Foto: OREA OeAW

El equipo científico extrajo ADN antiguo de los restos óseos infantiles para descifrar su historia y lo que significó su muerte en la Edad de Piedra.

Hace más de una década, un grupo de científicos descubrió a tres bebés enterrados en dos tumbas de 31.000 años de antigüedad, en el sitio arqueológico de Krem-Wachtberg, Austria. Actualmente, se ha logrado descifrar la historia de dos de los bebés -gemelos- y del otro niño, así como también la causa de sus muertes.

La primera fosa, muy bien conservada y protegida por un omóplato de mamut, es la de los gemelos varones, la más antigua que se conoce del periodo Paleolítico o Edad de Piedra. Se descubrió que uno de los pequeños murió al nacer, pocas semanas después, le siguió su hermano.

Entonces… ¿por qué se halló a los gemelos en una sola tumba?

Según los investigadores, el grupo de cazadores-recolectores al que pertenecían estos niños enterró al primer gemelo y después volvió a buscar la tumba para hacer lo propio con el que murió tiempo después.

También encontraron una segunda tumba que estaba ocupada por otro niño de unos tres meses, probablemente primo de los anteriores.

El artículo publicado por el diario Communications Biology, reveló que este fue el primer estudio en utilizar ADN antiguo para confirmar gemelos en un registro arqueológico. No solo identificaron la relación de los tres bebés entre sí, sino que también determinaron con precisión el sexo, la edad y el momento de la muerte.

“Rara vez se descubre un entierro múltiple del Paleolítico. Poder extraer suficiente ADN antiguo de alta calidad de los frágiles restos de los bebés para un análisis del genoma superó todas nuestras expectativas”, sostuvo la científica del Museo de Historia Natural de Viena, Maria Teschler.

La muerte del bebé de 6-7 semanas es, por tanto, el “nuevo entierro”. Esto supone la reapertura de la tumba, un hallazgo cultural desconocido en el periodo Paleolítico. Foto: Twitter

Reapertura de la tumba

Para conocer la edad a la que murieron los bebés, se analizaron los incisivos laterales superiores y otras regiones del cuerpo, los expertos concluyeron que un gemelo sobrevivió al parto unas seis o siete semanas, y que el otro, aparentemente, murió al nacer.

La muerte del bebé de 6-7 semanas es, por tanto, el “nuevo entierro”. Esto supone la reapertura de la tumba, un hallazgo cultural que los científicos consideran de gran relevancia y desconocido en la Edad de Piedra.

Causa de su muerte

El estudio sostiene que probablemente la muerte de los niños se debió a que no fueron bien alimentados o que hubo problemas para encontrar comida en el lugar donde vivían.

“Desafortunadamente, no existen síntomas que sean lo suficientemente fuertes para identificar la causa de la muerte. Pero encontramos algunas porosidades y una capa delgada de formación de hueso nuevo en la superficie de una tibia. Esta es una forma de periostitis y a menudo se asocia con deficiencia de vitaminas”, explica a este periódico Teschler-Nicola.

La forma y el cuidado con el que están enterrados los gemelos y su primo lleva a pensar a los científicos que estas muertes fueron “muy dolorosas” para este grupo de hombres primitivos.

“Enterrarlos incluía un laborioso proceder: fabricaron cuentas de marfil para colocárselas como adornos y untaron los cuerpos de los bebés con una mezcla de sustancia grasa y ocre rojo. Todo esto demuestra que los niños eran muy estimados en esta comunidad de cazadores-recolectores, y lo más probable es que lloraran por la muerte de los bebés”, concluyó la científica.

Video Recomendado