El 80% de adultos jóvenes reporta síntomas depresivos ante aislamiento por COVID-19

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

16 Nov 2020 | 18:30 h
La pandemia de la COVID-19 ha ocasionado diversos estragos mentales dependiendo de los grupos etarios. Foto: Taylor & Francis, Medical Xpress
La pandemia de la COVID-19 ha ocasionado diversos estragos mentales dependiendo de los grupos etarios. Foto: Taylor & Francis, Medical Xpress

De acuerdo con un estudio estadístico aplicado en EE. UU., se analizaron los efectos de la soledad en 1.008 personas entre 18 y 35 años.

Una encuesta de los Estados Unidos hecha por Qualtrics, empresa de gestión de experiencias, a 1.008 participantes entre 18 y 35 años de edad arrojó que el 80% presenta síntomas depresivos significativos por la soledad relacionada a la prevención de la COVID-19.

Los hallazgos están alojados en la Revista de drogas psicoactivas y han sido revisados por pares.

El estudio fue aprobado por la Junta de Revisión Institucional de la Universidad de Miami. La totalidad de las encuestas duró 16 minutos cada una y se llevaron a cabo de forma digital con pruebas CAPTCHA para descartar el uso de bots.

Aparte de los indicios de depresión, Viviana E. Horigian, del Departamento de Ciencias de la Salud Pública en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, y otros firmantes del artículo en línea resaltaron que el 61% declaró sufrir ansiedad moderada o severa, el 30% reveló haber consumido niveles altos de alcohol y el 38% informó sobre sus problemas con drogas graves.

“Los participantes informaron aumentos en los síntomas de salud mental y uso de sustancias desde COVID-19”, comentan los investigadores. Además, agregan que los impactos de lal virus se calcularon antes desde la etapa prepandemia, pero sugieren que pueden haber empeorado por sus consecuencias psicosociales.

La soledad ya había ganado atención como una crisis de salud pública, aunque se necesitaría darle mayor prioridad, según el artículo.

Al respecto, Horigian apunta que “las epidemias de soledad y adicción en Estados Unidos llegaron para quedarse”. “Estos adultos jóvenes son el futuro del tejido social de nuestra nación. Necesitan tener acceso a ayuda psicológica, junto con el desarrollo y la difusión de intervenciones breves basadas en contactos en línea que fomenten estilos de vida saludables”, añade la especialista.

La coautora del estudio Renae Schmidt apuesta por la resiliencia social, esa capacidad de fortalecerse ante la adversidad. Más adelante, menciona la trascendencia de darle mayor énfasis a los servicios de asesoramiento y telesalud.

Otro de los resultados manifiesta que las personas que indicaron repuntes de soledad también aumentaron los porcentajes en los demás ítems: consumo de alcohol, 58%; ansiedad, 76%; uso de drogas, 56%; y disminución de sentimientos de conectividad, 58%.

Uno de cada cinco participantes contó haber ingerido alcohol una vez por semana; casi la mitad (44%) reportó un consumo en exceso una vez al mes.

Horigian afirma que los esfuerzos por aliviar la soledad deberán responder a un enfoque multifacético, concertado y arraigado en la prevención de la salud mental, un área estigmatizada cuyos defensores continúan en la búsqueda de respaldos.

“El estudio actual confirma la necesidad de este llamado a la acción, un paso necesario para reducir la carga de la enfermedad y el estado de salud mental durante la COVID-19, especialmente en el contexto de un sistema de salud mental ya frágil en los EE. UU.", escribieron los firmantes en el apartado de Discusión.

Video Recomendado

Lazy loaded component