Rostros cubiertos con mascarillas se perciben como más atractivos, comprueba estudio

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

29 Oct 2020 | 20:57 h
La zona perioral (alrededor de la boca) guarda relación con la confiabilidad de los demás hacia nosotros| Foto: EFE /EPA/ OLIVIER HOSLET
La zona perioral (alrededor de la boca) guarda relación con la confiabilidad de los demás hacia nosotros| Foto: EFE /EPA/ OLIVIER HOSLET

Uno de los principios de las Leyes de la Gestalt, en psicología, asocia cómo el cerebro completa los rostros ocultos por los cubrebocas. Investigación pertenece a dos universidades de los Estados Unidos.

Ha costado mucho esfuerzo adaptarnos a los nuevos protocolos de bioseguridad en este contexto de pandemia por el nuevo coronavirus. Usar cubrebocas no es del todo cómodo, pero resulta imprescindible llevarlos puestos por donde nos movilicemos. Un nuevo detalle acerca de ellos resaltaría aún más sus beneficios, aunque en otro ámbito.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania y la Facultad de Salud Pública en la Temple University de Filadelfia —ambas instituciones de Estados Unidos— descubrieron que las mascarillas faciales influyen en el atractivo físico de las personas a niveles insospechados. Incluso los datos recabados revelan que el 100% de rostros evaluados fueron calificados con puntajes más altos luego de taparles la parte inferior de la boca.

Este estudio, publicado por Wolters Kluwer Health en nombre de la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos, se titula ‘La belleza y la máscara’. Allí se enfatiza hacia dónde se dirige la mirada humana y sus implicancias en la sociedad.

En el estudio se calificaron caras poco atractivas, atractivas y promedio. Hubo cambios de percepción para cada caso | Foto: Estudio "La belleza y la máscara"

Mediante un experimento, los investigadores obtuvieron fotos de alta resolución de 30 rostros masculinos y 30 femeninos del Chicago Face Database, tomadas a personas de entre 18 y 40 años. Luego, se montaron mascarillas encima de la parte inferior de ellos.

Usuarios compensados con una mecánica de Amazon (Mturk) por crowdsourcing —externalización de tareas—, según la descripción del documento científico, calificaron a las caras en una escala del 1 (menos atractivo) al 10 (más atractivo).

Esto sirvió para encasillar a cada fotografía vista en tres categorías: “poco atractivo (33% de votos o inferior), promedio (de 33% a 66%) y atractivo (más de 66%)”. En total, se contaron 496 respuestas (universo que excluye a los involucrados directos en el artículo).

Se averiguó que los rostros menos atrayentes mejoraron en un 42%, un aumento porcentual no resultó ser tan significativo en los otros grupos. Asimismo, el 100% de las personas bajo ese rótulo superaron su puntuación considerablemente.

Si solo se muestran estadísticas de mejoras generales, las caras poco atractivas alcanzaron un 71% tras colocarles una mascarilla en el entorno digital; las imágenes promedio, 29%; y las atractivas, 11%.

“Se ha demostrado que la simetría de los rasgos faciales en la línea media del rostro, así como el promedio en tamaño y forma de rasgos discretos, son marcadores confiables del atractivo facial”, se menciona en el apartado de discusión.

“Si las partes discordantes, como la nariz, los labios, la mandíbula y el cuello, se ocultan a la vista, aumenta la percepción de atractivo”, agregan los científicos.

Como antecedente (1980), el Dr. Leslie Farkas, pionero de la antropometría craniofacial, intentó responder por qué ciertas proporciones faciales se asocian a la gracia y confiabilidad.

Farkas propuso que la parte perioral (alrededor de la boca), como los surcos labiales, las distancias de comisura y las protuberancias, definen la capacidad seductora. Por este motivo, las mascarillas influyen la proyección de nuestras emociones o rasgos distintivos.

Ley de la Gestalt, el cierre. El cerebro completa los espacios vacíos de los superhéroes | Foto: Difusión

El cerebro se encarga de autocompletar las caras a placer. Por ejemplo, uno de los principios de las Leyes de la Gestalt, corriente de psicología moderna, radica en la completitud o cierre: tendemos a rellenar los huecos de la realidad.

David Sawyer, coautor del artículo y editor-consultor de cirugía plástica y reconstructiva, agrega que con la mirada también nos sentimos fascinados.

No sabemos aún cuándo se distribuirá la vacuna contra el nuevo coronavirus, pero al menos ya tenemos una razón pequeña para sobrellevar la pandemia con más calma.

Video Recomendado

Lazy loaded component