“Esto es inesperado”: la NASA encuentra ‘molécula extraña’ en Titán asociada a la habitabilidad

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

28 Oct 2020 | 18:24 h
Imágenes infrarrojas de Titán, satélite de Saturno, revelan superficies heladas. Foto: NASA / JPL-Caltech / Universidad de Nantes / Universidad de Arizona
Imágenes infrarrojas de Titán, satélite de Saturno, revelan superficies heladas. Foto: NASA / JPL-Caltech / Universidad de Nantes / Universidad de Arizona

Una astrobióloga de la NASA subrayó que ven a Titán como una Tierra antigua, en tiempos “cuando la vida todavía se estaba afianzando”.

Un conjunto de investigadores de la NASA encontró una molécula basada en carbono e hidrógeno (ciclopropenilideno o C3H2) en Titán, el satélite más grande de Saturno, que se asocia a la posibilidad de que el cuerpo celeste descubierto en 1655 sea habitable. Hasta ahora, aquella característica única solo ha sido detectada en la Nube Molecular de Tauro, una ‘guardería’ estelar a 450 años luz de la Tierra.

Una vez más, el radiotelescopio Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (ALMA) fue fundamental para examinar datos de espectros de luz y revelar parte de la composición química de Titán, que se distingue por tener mares y lagos repletos de hidrocarburos (metano y etano).

Las conclusiones del estudio están subidas vía online en la revista especializada The Astronomical Journal.

Conor Nixon y su equipo de la NASA detectaron una molécula única también hallada en la Nube Molecular de Tauro | Foto: Conor Nixon / GSFC / NASA

Melissa Trainer, astrobióloga del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA y miembro de la misión Dragonfly, expresó tras el hallazgo: “Pensamos en Titán como un laboratorio de la vida real en el que podemos ver una química similar a la de la Tierra antigua, cuando la vida se estaba afianzando aquí”.

Por su parte, Connor Nixon, el autor principal del artículo, también integrante de Goddard, resaltó que “esto es realmente inesperado". “Titán es único en el sistema solar (...) ha demostrado ser un tesoro de nuevas moléculas”, agregó el experto.

Si bien las cantidades de C3H2 en la atmósfera densa de esa luna de Saturno son pequeñas, la misión Dragonfly con fecha de lanzamiento en 2026 —el módulo de aterrizaje tipo dron llegaría en 2034— complementaría los avistamientos preliminares. Así, los investigadores comprometidos ven en las actividades químicas una oportunidad de descifrar si allí se podría originar una nueva cuna de la humanidad.

Rosaly Lopes, científica investigadora senior y experta en Titán del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, es aún más optimista: “Estamos tratando de averiguar si Titán es habitable”. Hace 3.800 o 2.500 millones de años, las condiciones de la Tierra habrían sido parecidas a las del satélite de Saturno.

De igual modo, Trainer mencionó que buscarán más C3H2; sin embargo, será crucial analizar su atmósfera y comprender las reacciones moleculares. Sobre ello, Nixon y el astrobiólogo Alexander Thelen ya empezaron a buscar rastros de carbono más simples usando la sensibilidad de los mejores telescopios.

Nixon verificó una serie de datos de la nave Cassini de la NASA y sus 127 vuelos alrededor de Titán entre 2004 y 2017. De esta forma, comprobó que los científicos habían estado tratando de identificar ‘moléculas misteriosas’ desde hace un buen tiempo.

Al ser un microagente poco usual, Michael Malaska (JPL) ironizó la situación diciendo que no se estudiará en lo cursos de química de las escuelas de secundaria y pregrado. “Aquí abajo en la Tierra, no será algo con lo que te vas a encontrar”, puntualizó.

Por último, Malaska expuso una interpretación: “Cada pequeña pieza y parte que puedas descubrir puede ayudarte a armar el enorme rompecabezas de todas las cosas que suceden allí”.

Video Recomendado

Lazy loaded component