“Fármaco prometedor” redujo un 81% las probabilidades de morir por COVID-19, según estudio

Agencia EFE

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

15 Oct 2020 | 22:49 h
Analizaron los tratamientos de más de 600 pacientes con COVID-19. Foto: AFP
Analizaron los tratamientos de más de 600 pacientes con COVID-19. Foto: AFP

Científicos analizaron el impacto de distintos medicamentos en pacientes con COVID-19. Solo la ciclosporina mostró una reducción significativa de la mortalidad, aunque son necesarios más ensayos clínicos.

Un equipo de investigadores españoles halló en un estudio retrospectivo indicios de que el fármaco ciclosporina podría reducir la mortalidad por COVID-19; sin embargo, aún son necesarios posteriores ensayos clínicos para demostrar estos resultados.

En concreto, los científicos, que han analizado los tratamientos de más de 600 pacientes con COVID-19, han constatado que aquellos que recibieron ciclosporina —un fármaco que se usa actualmente en pacientes trasplantados— tuvieron un 81% menos de probabilidad de fallecer que los pacientes que no recibieron este tratamiento.

Los resultados de esta observación se publican en la revista E Clinical Medicine del grupo The Lancet y el estudio está liderado por el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, junto con la Universidad Europea.

Para llegar a sus conclusiones, se analizaron los tratamientos de más de 600 pacientes con COVID-19 ingresados en el hospital desde el 10 de marzo hasta el 15 de abril.

“En nuestra serie, los pacientes que recibieron ciclosporina tuvieron un 81% menos de probabilidad de fallecer que los pacientes que no recibieron este tratamiento”, explica en una nota Daniel Carnevali, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y profesor de la citada universidad.

Este experto recuerda que la enfermedad por coronavirus aún no tiene un tratamiento estándar.

Durante la primera etapa de la pandemia, explica, “utilizamos terapias sobre las que teníamos una razonable esperanza de que tuvieran efecto, pero sin ensayos clínicos que los avalaran: se utilizaron antimaláricos, como la hidroxicloroquina, antivirales, como el Lopinavir-ritonavir, antibióticos, corticoides y fármacos que actúan en la fase inflamatoria de la enfermedad, como el tozilizumab y la ciclosporina”.

“El hallazgo más sorprendente de nuestro estudio es que los pacientes que recibieron ciclosporina tuvieron una supervivencia mayor respecto a los que no la habían tomado”, subraya este investigador, quien no obstante recalca que “los resultados hay que tomarlos con precauciones”.

En este sentido, argumenta: “nuestro estudio es retrospectivo no es un estudio randomizado doble ciego que compara fármaco a fármaco”.

“Lo que sí hemos comprobado es que los pacientes que han recibido ciclosporina no son esencialmente diferentes al resto de pacientes, sufrían unas comorbilidades similares y, sin embargo, su resultado clínico ha sido mejor”.

Y concluye: “hemos encontrado indicios de que la ciclosporina podría ser un fármaco prometedor. Para confirmar esta hipótesis, sería necesario un ensayo clínico en el que se pudiera aleatorizar entre pacientes que tomaran ciclosporina o placebo”.

Estudios sobre COVID-19, últimas noticias

Video Recomendado

Lazy loaded component