El coronavirus habría encontrado nueva vía para infectar células, sugieren investigaciones

Se conocía que el SARS-CoV-2 ingresaba al organismo mediante el receptor ACE2. Dos estudios preliminares indican que hay una nueva ruta que incluso permitiría su acceso directo al cerebro.

La Republica
Imagen microscópica de las células renales de un mono africano infectado con SARS-CoV-2. Foto: NIH
Ciencia LR

Originalmente, los científicos identificaron que el nuevo coronavirus podía ingresar a las células humanas solo a través del receptor ACE2 (enzima convertidora de angiotensina 2). Tanto el virus del SARS-CoV-2 como su pariente, el SARS-CoV empleaban esta vía para atacar el organismo y replicarse con facilidad en el cuerpo.

No obstante, dos recientes estudios —aún preliminares— han identificado un inesperado hallazgo. El virus de la COVID-19 usa una nueva puerta para infectar. Según revelan los investigadores, se trataría de una proteína llamada neuropilina-1 (NRP1).

PUEDES VER: La carga viral en pacientes con COVID-19 está disminuyendo, confirman dos estudios

El primero de los informes, publicado en BiorXive, se centró en la parte del virus capaz de adherirse a dicha proteína para poder realizar su ingreso al organismo. El segundo estudio verifica la existencia de esta ruta y la propone también como una vía de acceso a numerosos tejidos, incluido el cerebro.

Giuseppe Balistreri, profesor adjunto de Virología Molecular en la Universidad de Helsinki y coautor de uno de los estudios, explicó en una entrevista para Corriere que comprobaron este recorrido en un ensayo con ratones. Se simuló una nanopartícula sintética con similares características al nuevo coronavirus y se la recubrió con trozos de proteínas para que puedan unirse a la neuropilina.

“Cuando lo insertamos en las narices de ratones anestesiados, el resultado fue sorprendente: dos horas después, las nanopartículas habían llegado al cerebro, primero en el bulbo olfatorio y de allí a la corteza cerebral. Como sabemos, la entrada del virus al cuerpo humano también se produce por la nariz y un posible objetivo son las neuronas del olfato”, señaló.

Las investigaciones representan para los científicos una buena noticia, ya que les permite aislar la parte del coronavirus que ataca al receptor NRP1 y así evitar la infección por esta vía. Además, Balistreri agregó que han descubierto un anticuerpo que puede bloquear su invasión a través de esta ruta. Con todo esto, se le quita las posibilidades de acceso al SARS-CoV-2.

PUEDES VER: La COVID-19 puede agotar la testosterona incluso en asintomáticos, refleja estudio médico

“Al bloquear la neuropilina con este anticuerpo, la infección en células humanas se redujo en un 40-45% porque el virus se quedó con una sola posibilidad de acceso a las células, la representada por ACE2”, detalló.

Sin embargo, Baristreli precisó que este descubrimiento no implica una nueva cura, sino una mayor comprensión de los científicos sobre el coronavirus, ya que implementar alguna terapia de bloqueo para la vía NRP1 puede afectar gravemente al mecanismo fisiológico del cuerpo humano y se necesita más investigación al respecto.

Coronavirus, últimas noticias: