EN VIVO - Melgar vs. Aucas: sigue minuto a minuto el partido por la Copa Sudamericana

Sputnik V: todo sobre la vacuna de Rusia contra la COVID-19 aprobada por Putin

La vacuna utiliza el gen que codifica la proteína S, ubicada en las 'espinas' del coronavirus. Imagen: CDC.
La vacuna utiliza el gen que codifica la proteína S, ubicada en las 'espinas' del coronavirus. Imagen: CDC.

Rusia dice tener una fórmula para su vacuna eficaz, la cual fue utilizada en humanos durante dos meses. Conoce los detalles de este compuesto que usa dos dosis y fue desarrollado con "tecnología única".

Terminó la espera. La vacuna de Rusia contra el nuevo coronavirus ofrecida por el presidente Vladimir Putin bajo el nombre de Sputnik V fue elaborada con “tecnología única”, según el Centro Gamaleya de Moscú.

La institución indica que la vacuna se basa en vectores virales. Esto quiere decir que cada compuesto contiene un virus inofensivo. Este ‘vehículo’ lleva material genético del virus que se piensa combatir, en este caso, el SARS-CoV-2, que causa la COVID-19.

Desarrollo de la Sputnik V

Los científicos que desarrollaron la Sputnik V usaron dos vectores de adenovirus, una familia de patógenos que normalmente causa infecciones respiratorias agudas. Sin embargo, les extrajeron el gen que les permite reproducirse en las células, quitándole su capacidad de causar infección.

En cada vector insertaron el gen que codifica la proteína S de las ‘espinas’ del virus SARS-COV-2, aquellas que le dan el aspecto de “corona” y lo ayudan a introducirse en las células humanas. El objetivo es que el cuerpo reconozca esta parte clave del virus y esté preparado ante una infección real.

Fuente: Sputnik V / Centro Gamaleya.

PUEDES VER Vacuna contra la COVID-19 de Rusia se producirá en Brasil

¿Cómo funciona la vacuna rusa?

La vacuna usa dos dosis. La primera, usa el vector modificado llamado AD26. Este penetra en la célula de la persona inoculada. En consecuencia, su cuerpo sintetiza la proteína S del coronavirus y empieza a generar inmunidad mediante anticuerpos.

La segunda dosis es aplicada 21 días después. Se inserta el vector AD5, que también lleva el gen que codifica la proteína S del SARS-CoV-2.

“Una vacuna basada en otro vector adenoviral desconocido para el organismo estimula la respuesta inmunitaria de este y proporciona inmunidad a largo plazo”, explica el Centro Gamaleya, que fue financiado por el Fondo Ruso de Inversión Directa.

Fuente: Sputnik V / Centro Gamaleya.

PUEDES VER Sputnik V: el camino de Rusia desde su caso cero hasta registrar su vacuna contra la COVID-19

Pruebas pendientes en humanos

“Todos los voluntarios toleraron bien las pruebas, no se registraron efectos adversos graves o inesperados. La vacuna indujo la formación de una alta respuesta inmune celular y de anticuerpos. Ningún participante en el ensayo clínico actual ha contraído el coronavirus después de la administración de la vacuna”, indicaron en su página oficial.

Los investigadores completaron los ensayos clínicos de fase 1 y 2, pero recién el 12 de agosto comenzarán la tercera fase, que involucra pruebas masivas en humanos para garantizar la seguridad y eficacia del compuesto. Por esa razón, científicos de otras partes del mundo no ven con buenos ojos la aprobación del compuesto por parte del gobierno ruso.

“La vacuna recibió un certificado de registro por parte del Ministerio de Salud de la Federación Rusa el 11 de agosto de 2020 y, de acuerdo con la legislación aprobada durante la pandemia, puede usarse ya para vacunar a la población en Rusia. La producción a gran escala de la vacuna está previsto que empiece en septiembre de 2020″, señala el texto.