Personas sin contagios de coronavirus también tienen respuesta inmune, según científicos [VIDEO]

La República

larepublica_pe

09 Ago 2020 | 12:32 h
Las células T podrían ser clave para potenciar los efectos de una vacuna contra la COVID-19. Foto: AFP
Las células T podrían ser clave para potenciar los efectos de una vacuna contra la COVID-19. Foto: AFP

"Si tiene una población de células T armadas y listas para protegerlo, podría controlar la infección (por coronavirus)", dijo una experta.

Estudios recientes muestran que una gran proporción de la población, entre el 20 y el 50 % de la gente en algunos lugares, podría albergar las células T, que han sido nombradas como ‘asesinos de inmunidad’ por su vital participación en el sistema inmune, que reconocen el coronavirus SARS-CoV-2 aunque no lo haya tocado antes.

Las células T probablemente quedaron de luchas pasadas con otros coronavirus relacionados, incluidos los que suelen causar los resfriados comunes, reportó el diario estadounidense The New York Times el jueves 6 de agosto.

PUEDES VER: Preparan un nuevo sistema que ayudará a detectar la COVID-19 a través de la voz y la tos

Como los gérmenes con raíces comunes pueden parecerse, se trata de una semejanza familiar para el sistema inmunólogico. Y según los científicos estas células T podrían hacer que la COVID-19 sea más leve y explicar por qué hay tanta diferencia entre la forma en que se enferman algunas personas.

“Si tiene una población de células T armadas y listas para protegerlo, podría controlar la infección mejor que alguien que no tiene esas células con la reactividad cruzada”, aseguró Marion Pepper, una inmunóloga de la Universidad de Washington (Estados Unidos).

Pepper, quien estudia las respuestas inmunes de pacientes con coronavirus, reafirmó que tienen buenas expectativas. “Eso es lo que todos esperamos”.

PUEDES VER: Estudio revela que los asintomáticos llevan tanto coronavirus como los sintomáticos

Las células T son capaces de guardar información de memoria, por lo cual almacena datos de un virus o bacteria por mucho tiempo una vez que el cuerpo entra en contacto con el patógeno en cuestión. Posteriormente se vuelven ‘asesinas microscópicas’.

Lazy loaded component

“A esto se le llama memoria inmunológica y su duración varía de acuerdo con la enfermedad. Algunas pueden poseerla por más de 15 años”, explicó hace poco el doctor Javier Tinoco, infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes (Chile), entrevistado por La República.

Para Smita Iyer, inmunóloga de la Universidad de California, en teoría las células T con reacción cruzada pueden “proteger casi como una vacuna”.

PUEDES VER: Identifican proteína que podría ser responsable de la gravedad de la COVID-19

De hecho, estudios anteriores han comprobado que las células T con reactividad cruzada son capaces de resguardar a las personas contra diferentes cepas del virus de la gripe y, quizás, aporten un rastro de inmunidad contra el dengue y el zika.

Los investigadores han descubierto casos de ciudadanos en Estados Unidos, Alemania, Países Bajos, Singapur y el Reino Unido que nunca han contraído la COVID-19, pero llevan células T que reaccionan ante el SARS-CoV-2 en el laboratorio.

Ahora para los especialistas es vital comprender mejor las células T y así averiguar quién tiene más probabilidades de tenerlas. Aunque por sí solas probablemente no serían suficientes para evitar por completo la infección por coronavirus, podrían aliviar los síntomas.

E inclusive extender la protección proporcionada por una vacuna. “Eso sería increíble”, destacó la doctora Iyer.