ALERTA - Coronavirus: INS confirma presencia de variante brasileña en Ate Vitarte

Dos posibles vacunas contra la COVID-19 producen respuesta inmune positiva en ensayos

20 Jul 2020 | 9:34 h
Oxford ya produce vacunas contra el nuevo coronavirus. Foto: EFE
Oxford ya produce vacunas contra el nuevo coronavirus. Foto: EFE

Los resultados de de Oxford y Cansino Biologics indican que los proyectos produjeron anticuerpos y células T asesinas para combatir la infección.

Dos proyectos de vacuna contra la COVID-19, uno británico y el otro chino, mostraron ser seguros para los pacientes y produjeron respuesta inmunitaria, según resultados de los ensayos clínicos, publicados en la revista médica The Lancet.

El primero, desarrollado por la Universidad de Oxford en asociación con AstraZeneca, generó “una fuerte respuesta inmunitaria” en un ensayo con más de 1.000 pacientes. El segundo, apoyado por Cansino Biologics, provocó una fuerte reacción de anticuerpos en otro ensayo en la mayoría de los aproximadamente 500 participantes, según la revista.

PUEDES VER: Vacuna rusa permitirá inmunidad a largo plazo, según desarrolladores

La vacuna de Oxford se llevó a cabo en 1.077 personas y generó anticuerpos y glóbulos blancos, después de 28 días, para combatir el coronavirus. Además, se encontró que no tuvo efectos adversos graves, de acuerdo con los desarrolladores.

Según declaró a CNBC, el profesor Adrian Hill, director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, aunque la fuerte respuesta inmune signifique que es más probable que la vacuna brinde protección contra el virus, nada está garantizado. Agregó que los científicos esperan comenzar los ensayos en humanos en los Estados Unidos durante las próximas semanas.

Los hallazgos son muy prometedores, pero aún es demasiado pronto para saber si esto es suficiente para ofrecer protección y se están llevando a cabo ensayos más grandes.

PUEDES VER: “Habrá otra ola y será una muy grave, la mayoría no recibirá una vacuna”, dice experto

La vacuna de Oxford, como la de CanSino, están basadas en un adenavirus modificado, que no se replica, lo que las convierte en más seguras en especial para los pacientes más frágiles.

Fase de desarrollo de las principales vacunas. Infografía: La República

Fueron genéticamente modificados para producir la proteína del coronavirus Sars-CoV-2.

La idea es que el sistema inmunitario del paciente pueda luego “reconocer” si está realmente infectado.