EN VIVO - Tokio 2020: sigue aquí las últimas noticias de los Juegos Olímpicos

Altos niveles de glucosa en la sangre, otro factor que puede recrudecer la COVID-19

La República

El estudio se llevó a cabo en Wuhan, donde surgió el coronavirus SARS-CoV-2. Foto: referencial (AFP)
El estudio se llevó a cabo en Wuhan, donde surgió el coronavirus SARS-CoV-2. Foto: referencial (AFP)

“Las pruebas de glucemia y el control deben recomendarse para todos los pacientes con COVID-19, incluso si no tienen diabetes preexistente", dijeron.

Publicidad

Un grupo de científicos de la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (China) y cuna del nuevo coronavirus, descubrieron que niveles elevados de glucosa en la sangre empeoran la condición de las personas que contrajeron el SARS-CoV-2.

El viernes los expertos, encabezados por Yang Jin, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong en Wuhan, publicaron el viernes 10 de julio su estudio en la revista Diabetologia.

PUEDES VER: Viróloga que huyó de China acusa al Gobierno y la OMS: ‘Sé la verdad de la COVID-19, van a matarme’

Analizaron los datos de 605 infectados en dos clínicas de Wuhan, ingresados entre el 24 de enero y el 10 de febrero, de los cuales 114 murieron en el hospital. Una de las características principales es que ninguno presentaba diabetes.

Al momento de ser hospitalizados la glucosa en la sangre amplificaba el promedio de mortalidad en los pacientes con COVID-19, revelaron en su investigación; que sirvió también para ratificar que la avanzada edad y el género masculino son factores agravantes.

“Las pruebas de glucemia y el control deben recomendarse para todos los pacientes con COVID-19, incluso si no tienen diabetes preexistente, ya que la mayoría de los pacientes con COVID-19 son propensos a los trastornos metabólicos de la glucosa”, afirmaron.

PUEDES VER: Vacuna china negocia con dos países de América Latina sus ensayos de fase tres

En marzo un equipo de científicos italianos determinaron que las moléculas naturales para reducir el colesterol también afectan la capacidad infecciosa del SARS-CoV-2.

Mientras que la jefa adjunta de los servicios sanitarios británicos, Jenny Harries, pidió hace poco a la ciudadanía bajar de peso para reducir el riesgo de morir por coronavirus.

Yang y sus colegas sugirieron la intervención temprana de la hiperglucemia (nivel alto de azúcar en sangre).

Los especialistas aclararon que su estudio tiene varias limitaciones, como su carácter retrospectivo por ejemplo, “sin embargo, creemos que la hiperglucemia aguda es más importante que el control glucémico a largo plazo para predecir el pronóstico de los pacientes hospitalizados con COVID-19”.