Nikola Tesla: el genio precursor del Internet y el Wifi que quedó olvidado en la historia

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

10 Jul 2020 | 18:10 h
Su ingenio y lucidez no pasaron desapercibidos desde su niñez. (Foto: composición BBC / Mar Gómez)
Su ingenio y lucidez no pasaron desapercibidos desde su niñez. (Foto: composición BBC / Mar Gómez)

Un día como hoy en 1856 nació Nikola Tesla, considerado uno de los más importantes y destacados inventores de toda la historia. Estas algunas de sus contribuciones más importantes para la humanidad.

Uno de los científicos más grandes del siglo XX estaría cumpliendo 164 años de su nacimiento. Nikola Tesla, una de las mentes que no solo se consagró con sus inventos, sino por predecir algunos de los avances que llegarían en el futuro como la Internet y la telefonía móvil, nació un 10 de julio de 1856.

A él le debemos innumerables inventos que han sido piezas claves para que la ciencia y la tecnología se hayan desarrollado como lo han hecho.

PUEDES VER Galería Westlicht ha puesto en venta famosa foto de Albert Einstein sacando la lengua

Biografía de Nikola Tesla

Nikola Tesla nació en Smiljan, una pequeña localidad situada en la actual Croacia. Ya desde pequeño dio muestras de tener una mente inusualmente curiosa y creativa para un niño de su edad.

En la escuela mostró gran facilidad para las matemáticas y para la ciencia en general. Sin embargo, cuando todo parecía ir bien académicamente, pasó algo que casi le costó la vida. Con 17 años, Tesla enfermó gravemente de cólera.

En 1875, a los 19 años, comenzó sus estudios en la Universidad Politécnica de Graz, en Austria. Empezaba así la formación de una de las grandes mentes científicas de la historia.

PUEDES VER OMS y China ceden ante Estados Unidos

Vida profesional de Nikola Tesla y la guerra con Alva Edison

Tras graduarse, en 1881, Tesla viajó a Viena (capital de Austria) a trabajar en la Compañía Nacional Telefónica. Su brillantez lo delató y fue contratado por la Compañía Edison. Allí tampoco pasó desapercibido. Por ello, su jefe lo recomendó al propio Thomas Alva Edison, quien dirigía la empresa desde su centro en Estados Unidos.

Sin pensarlo dos veces, Edison lo invitó a trabajar para él, por lo que Tesla viajó a Nueva York en 1884. Esto sería el inicio de lo que terminó siendo una histórica disputa entre científicos.

El croata cuestionó algunos de los procedimientos que seguía Edison. El ego de ambos chocó y empezó lo que comercialmente se conoce como “la guerra de las corrientes”.

El estadounidense defendía el uso de la corriente directa, que es la transmisión de la electricidad en un solo sentido; en contraparte, Tesla respaldaba a la corriente alterna. En esta, la electricidad se mueve en ambos sentidos, lo que permite transmitir más cantidad de energía a mayor distancia.

La guerra de las corrientes. (Foto: Vix.com)

El tiempo le dio la razón a Tesla, pero Edison se encargó de desacreditarlo para que su fama no se viera comprometida. Este hecho hizo que abandonara la compañía y buscara suerte por sí solo.

Fue así que, a la edad de 30 años, fundó su empresa Tesla Electric Light & Manufacturing. En ella, empezó los planes para desarrollar un motor de corriente eléctrica, el cual podría suministrar energía barata a un gran número de gente. No obstante, dudaron de la aplicabilidad de su invento y lo despidieron.

Durante un año trabajó como obrero, pero en 1888 pudo inventar por cuenta propia un motor de corriente alterna, el cual presentó en un concurso de ingeniería eléctrica.

Última foto de tesla. (Foto: Cultura Colectiva)

Su proeza más grande la consiguió en 1893, cuando consiguió suministrar electricidad a un pueblo utilizando la fuerza del agua de las cataratas del Niágara en un motor de corriente alterna.

Dos años después, su laboratorio fue destruido en un misterioso incendio. Pese a ello, siguió investigando, descubriendo e inventando, por lo que llegó a hacer unas 300 patentes.

Finalmente, un 7 de enero de 1943, a los 86 años, Nikola Tesla murió solo en la habitación de un hotel en Nueva York, a causa de un infarto de miocardio.

PUEDES VER ¿Qué es el “consumo fantasma” de electricidad y qué artefactos lo generan?

Inventos de Nikola Tesla

Nikola Tesla es la mente detrás de los motores de corriente alterna, las radiografías, la radio e incluso de que todos dispongamos de electricidad y energía en nuestros hogares. Fue la figura que estableció los pilares de la tecnología moderna.

La corriente alterna

Uno de los mayores descubrimientos que se le adjudican a Tesla. Actualmente casi toda la corriente que usamos en casa es alterna y está reservada para hacer funcionar la batería de los dispositivos electrónicos.

Toda la corriente que usamos es alterna. (Foto: Mar Gomez)

Radiografías

Pese a no descubrir los rayos X, Nikola Tesla fue la primera persona en tomar una radiografía. Además, gracias a la investigación en el campo del electromagnetismo, Tesla pudo avisar e informar de los peligros que tenía el uso de los rayos X en los humanos.

Tesla alertó del peligro de trabajar con los Rayos X. (Foto: Mar Gómez)

La radio

La idea de que la radio fue inventada por Marconi está muy arraigada en la gente. Pero lo cierto es que la Corte Suprema de Estados Unidos terminó dando la patente de la radio a Tesla, pues Marconi había aprovechado no solo algunos de sus inventos, sino la propia idea. Tesla ya había sido capaz de enviar información a distancia mucho tiempo antes.

PUEDES VER Crean inodoro “incómodo” para que los empleados pasen menos tiempo en el baño

Tesla y la predicción de la llegada de la Internet

En 1926, el científico croata hizo algunas declaraciones en referencia el avance de Internet y de los smartphones, tecnologías que actualmente han cambiado el mundo.

En una entrevista con la revista Colliers, el genio croata dijo que “cuando la conexión inalámbrica sea perfeccionada, toda la Tierra se convertirá en un cerebro enorme. Podremos comunicarnos entre nosotros instantáneamente, independientemente de la distancia”.

De este modo, supo acertar la evolución de la telefonía y del mundo conectado en el que hoy vivimos.

La Torre Wandenclyffe con la que Tesla pretendía dar energía inagotable a todo el mundo. (Foto: Mar Gómez)

“A través de la televisión y la telefonía nos veremos y escucharemos tan perfectamente como si estuviéramos cara a cara, a pesar de las distancias de miles de kilómetros; y los instrumentos a través de los cuales podremos hacer esto serán increíblemente simples en comparación con nuestro teléfono actual. Un hombre podrá llevar uno en el bolsillo de su chaleco”, agregó.

Tesla era consciente de que la tecnología inalámbrica sería una ayuda para erradicar la guerra, la pobreza, la enfermedad, la contaminación y el descontento general.

Video Recomendado

Lazy loaded component