“No es un virus nuevo”: China dice que gripe porcina G4 es común y poco contagiosa

Ya la OMS había advertido que la cepa G4 no es nueva y está bajo vigilancia, por lo que pidió a las personas no alarmarse.

La gripe porcina AH1N1 apareció por primera vez en Estados Unidos y proviene de los cerdos. (Foto: AFP)
La gripe porcina AH1N1 apareció por primera vez en Estados Unidos y proviene de los cerdos. (Foto: AFP)
Mundo LR

El Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China se pronunció respecto de la “nueva” cepa de gripe porcina que se detectó en el país. En una reunión con científicos y especialistas en el tema, se concluyó que la G4 EAH1N1 no es nueva como se piensa. Además, es común y se contagia difícilmente entre personas y entre animales.

En la reunión también estuvo presente Gao Fu, autor principal del estudio de la PNAS que sugiere el potencial pandémico de esta cepa. El investigador admitió que la gripe porcina G4 tiene dificultades para replicarse eficazmente en el cuerpo humano. Sostuvo también que los trabajadores de la granja que formaron parte del análisis “no mostraron síntomas de gripe”.

PUEDES VER: ¿Por qué el nuevo virus porcino adquirió “potencial pandémico”?

Previo a dicha junta, el Ministerio había publicado un comunicado elaborado por el líder del Comité Nacional de Expertos en Prevención de Epidemias de Animales, Yang Hanchun. En el documento advirtió que hubo una interpretación “exagerada” de los medios de comunicación sobre el estudio de la PNAS.

“El virus de la gripe porcina G4 tiene una baja probabilidad de propagarse entre las personas, y no es muy contagioso y patógeno para humanos y animales [...] Y no es nuevo”, describe el comunicado.

En el simposio organizado por el Ministerio de Agricultura participaron, además de Hanchun y Gao Fu, expertos en ganadería y medicina veterinaria, prevención y control de epidemias, inspección aduanera de animales y plantas, entre otros campos. La junta se realizó con la intención de analizar el impacto del virus en la industria porcina y la salud pública.

Durante el debate, acordaron que la muestra de prueba informada en el artículo de PNAS es pequeña y no representativa. También que la probabilidad de propagación del virus de la gripe porcina G4 entre la población es baja. Dado que el artículo se basa en datos de años anteriores a 2018, coincidieron, además, en que no hay pruebas suficientes para demostrar que el virus se haya convertido en una cepa predominante entre los cerdos.

El virus de la gripe porcina G4 es difícil de replicar eficazmente en el cuerpo humano y causar enfermedades. Los trabajadores de la granja porcina involucrados en el estudio no mostraron síntomas de gripe”, acotó el autor del estudio de PNAS.

Por su parte, el profesor Cao Bin, subdirector del Hospital de Amistad China-Japón, declaró al First Financial que la gripe porcina G4 “apareció a principios de 2016″ y se necesitan más evidencias para pensar que se puede propagar como la gripe estacional.

“Hasta ahora no se ha encontrado que nadie esté infectado con el virus, lo que puede indicar que la capacidad de este virus para infectar a las personas no es tan fuerte”, dijo Cao Bin.

Por último, el Centro Chino para el Control de Enfermedades concluyó que “los resultados no sugieren que el virus haya constituido una amenaza inmediata para la salud pública“.

PUEDES VER: Una nueva mutación del SARS-CoV-2 lo ha vuelto más infeccioso, afirma nuevo estudio

¿Qué dice la OMS?

Luego de que se publicara el artículo de la PNAS, Michael Ryan, director de Emergencias de la OMS, aseguró que la cepa de la gripe porcina G4 no es nueva y se encuentra bajo vigilancia.

“Queremos aclararle a la gente que este es un virus que ya estaba bajo vigilancia. Estamos siempre preocupados por cualquier virus que muestre el potencial de contagiar a las personas y continuaremos trabajando con nuestros socios y el sistema mundial de monitoreo de influenza para mantenerlo vigilado”, explicó Michael Ryan.

“El genotipo G4 ha estado dominante en las poblaciones porcinas de China desde el 2016, lo interesante del último reporte es la seroprevalencia entre los trabajadores de las granjas, lo que necesita ser investigado cuidadosamente. La transferencia de ese genotipo a los humanos ha sucedido en el pasado y nuestros colaboradores han trabajado monitoreando esto por muchos años”, recalcó.