ALERTA - Victoria Nacional tiene plazo hasta mañana para apelar resolución contra Forsyth

El mayor fabricante de vacunas antituberculosas apuesta por su uso contra la COVID-19

Mundo LR

larepublica_pe

28 May 2020 | 19:21 h
Durante la primera dosis, todo marchó con normalidad, pero cuando le inyectaron la segunda dosis, desarrolló fiebre de más de 39 grados.
Durante la primera dosis, todo marchó con normalidad, pero cuando le inyectaron la segunda dosis, desarrolló fiebre de más de 39 grados.

Especialistas afirman que el uso de la vacuna contra la tuberculosis ha inmunizado a la población de Bulgaria tras presentar pocos casos de coronavirus. Sin embargo, la OMS insiste en que no hay estudios concluyentes para permitirlo.

Bulgaria es uno de los mayores fabricantes de la vacuna contra la tuberculosis. Los científicos se encuentran investigando para determinar si realmente es efectiva contra el coronavirus.

El país europeo se mantiene entusiasta y apuesta por la centenaria vacuna antituberculosa. Esperan con ansias la apertura de nuevos mercados para las millones de dosis que produce cada año, reseñó AFP.

PUEDES VER “Yo decía que la COVID-19 no existía”: el testimonio de un paciente internado por un mes

Según estudios realizados en Australia, Sudáfrica, Europa o Estados Unidos, han verificado la hipótesis del efecto escudo que tendría ese tipo de vacuna contra el nuevo coronavirus.

“Hace décadas que sabemos que la BCG tiene efectos beneficiosos no específicos”, es decir, que protege contra enfermedades además de aquella para la que fue creada: la tuberculosis, explicó Camille Locht, director de investigación Inserm en el Instituto Pasteur de Lille a la agencia de noticias.

BCG es la vacuna contra la tuberculosis y Bulgaria apuesta por su uso contra la COVID-19. Foto: Difusión.

Se estima que en la empresa Bul Bio, un laboratorio público que fabrica varias vacunas, como la famosa BCG, que es exportada a 140 países.

En abril pasado, el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, anunció un financiamiento de 10.4 millones de Leva (5.2 millones de dólares) con el propósito de duplicar la producción de vacunas para lograr pasar a 4 millones de ampollas (40 millones de dosis).

Bulgaria es uno de los cuatro proveedores seleccionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) —junto con India, Japón y Dinamarca— para producir la BCG de las campañas contra la tuberculosis de la ONU en África y en Asia. Se estima que Bul Bio posee el 20 % de este mercado, según su director Roumen Kofinov.

En 1949 se inició la producción de la BCG búlgara en un laboratorio en Sofía, que es el predecesor del actual Bul Bio. Dos años más tarde, las autoridades del país dispusieron que sea obligatoria para los recién nacidos del país.

No obstante, Italia y Países Bajos nunca han utilizado la vacunación antituberculosa generalizada.

PUEDES VER Rusos crearán fármaco contra COVID-19 a base de una proteína de la leche materna

¿Qué dice la OMS sobre la vacuna antituberculosa?

El profesor de inmunología búlgaro Bogdan Petrounov afirmó que la BCG genera una potente estimulación inmune e insiste en apostar por su uso contra la COVID-19 mientras se está a la espera de un tratamiento o una vacuna específica contra el nuevo virus.

Sin embargo, la comunidad científica sigue siendo muy prudente respecto al poder de protección de la BCG contra la COVID-19. La OMS recordó el 12 de abril que ningún estudio ha aportado pruebas concluyentes.

En Bulgaria consideran que su población se ha protegido de la pandemia gracias a la vacuna antituberculosa. Hasta la fecha, registran 2.460 contagios y 133 muertes a causa del coronavirus.