El calentamiento global causó la extinción masiva hace 360 millones de años

28 May 2020 | 10:51 h
La extinción ocurrió cuando existían los supercontinentes Gondwana y Laurasia, hace 360 millones de años. Crédito: Wikicommons.
La extinción ocurrió cuando existían los supercontinentes Gondwana y Laurasia, hace 360 millones de años. Crédito: Wikicommons.

Gran parte de las plantas, la vida acuática e incluso muchos de nuestros antepasados desaparecieron. Los científicos advierten que estamos camino a sufrir el mismo proceso.

Investigadores de la Universidad de Southampton (Reino Unido) descubrieron que el calentamiento global causó un evento de extinción hace 360 millones de años, que mató a gran parte de las plantas y la vida acuática de la Tierra.

Según demuestra el estudio publicado en la revista ‘Science Advances’, el calor desencadenó un proceso que colapsó la capa de ozono que nos protege de la radiación ultravioleta. Se trata de un mecanismo de extinción antes desconocido, que guarda relación con las posibles consecuencias del calentamiento actual de nuestro planeta

Ha habido una serie de extinciones masivas en el pasado geológico. Solo una, la más reciente, fue causada por un asteroide que golpeó la Tierra, que sucedió hace 66 millones de años y generó la desaparición de los dinosaurios. Tres de los otros eventos fueron causados por enormes erupciones volcánicas a que desestabilizaron las atmósferas y los océanos del planeta.

PUEDES VER “Nieve verde” en la Antártida: el enigmático fenómeno provocado por el cambio climático

Pero hubo un evento de extinción hace 359 millones de años cuya causa no podía ser explicada. La única pista que tenían los científicos era que la capa de hielo se derretía en esa época.

Equipo del profesor Marshall extrayendo muestras de roca. Crédito: Sarah Wallace-Johnson.

La evidencia en las plantas

El equipo recolectó muestras de rocas durante expediciones a regiones polares montañosas en el este de Groenlandia y de las montañas andinas en los alrededores del lago Titicaca, en Bolivia. Ambas muestras datan del final del período geológico del Devónico, cuando los únicos continentes era Laurasia (norte) y Gondwana (sur).

De vuelta en el laboratorio, disolvieron las rocas en ácido fluorhídrico, liberando esporas de plantas microscópicas (como polen, pero de plantas que no tenían semillas o flores) que se habían conservado durante cientos de millones de años.

Tras sus observaciones, los científicos descubrieron que muchas de las esporas tenían espinas extrañamente formadas en su superficie, una respuesta a la radiación UV que daña su ADN. Además, otras tenían paredes pigmentadas oscuras, que se cree que son una especie de ‘bronceado’ protector, debido a al aumento de radiación UV a niveles dañinos.

Izquierda: espora con espinas normales. Derecha: malformaciones en las espinas. Ambas fueron recogidas en el este de Groenlandia. Crédito: John Marshall.

PUEDES VER Chile agotó todos sus recursos naturales renovables, disponibles para 2020

El proceso que causó la extinción

Los científicos concluyeron que, durante un período de rápido calentamiento global, ocurrió el derretimiento de las capas de hielo y el calor en los continentes liberó químicos destructores del gas ozono hacia la atmósfera superior.

La capa de ozono colapsó. Esto dejó entrar altos niveles de radiación UV-B durante varios miles de años y desencadenando un evento de extinción masiva en tierra y en aguas poco profundas al final del Devónico.

El investigador principal, el profesor John Marshall, de la Facultad de Ciencias del Océano y de la Tierra de la Universidad de Southampton, explica que “el escudo de ozono desapareció por un corto tiempo en este antiguo período, coincidiendo con un breve y rápido calentamiento del Tierra"

La capa de ozono colapsó por un breve período en la escala geológica. Imagen: Difusión.

"Nuestra capa de ozono está naturalmente en un estado de flujo, que se crea y pierde constantemente, y hemos demostrado que esto también sucedió en el pasado, sin un catalizador como una erupción volcánica a escala continental”, añade.

PUEDES VER El calor mortal que llegaría a finales del siglo ya está presente en el mundo

Los sobrevivientes

Durante la extinción, las plantas sobrevivieron selectivamente, pero fueron enormemente afectadas a medida que el ecosistema forestal colapsó. El grupo dominante de peces blindados se extinguió. Los que sobrevivieron, tiburones y peces óseos, siguen siendo hasta hoy los peces dominantes en nuestros ecosistemas.

Estas extinciones llegaron en un momento clave para la evolución de nuestros antepasados de cuatro extremidades. Estos primeros tetrápodos fueron peces que evolucionaron para tener extremidades en lugar de aletas, pero aún vivían principalmente en el agua. Poseían muchos dedos en manos y pies.

Los que sobrevivieron orientaron su evolución en una dirección: se volvieron terrestres y con el número de dedos de manos y pies reducido a cinco.

Recreación artística del Elpistostege, pez con cinco dedos. Crédito: Katrina Kenny

Posible emergencia climática actual

El profesor Marshall dice que los hallazgos de su equipo tienen implicaciones sorprendentes para la vida en la Tierra hoy. “Las estimaciones actuales sugieren que alcanzaremos temperaturas globales similares a las de hace 360 millones de años, con la posibilidad de que un colapso similar de la capa de ozono pudiera ocurrir nuevamente, exponiendo la superficie y vida marina poco profunda a radiación mortal".

"Esto nos llevaría del estado actual del cambio climático a una emergencia climática”.

Con información de Europa Press.