- Renuncian representantes del Perú ante la OEA y las Naciones Unidas
- Yenifer Paredes se entregó a la Fiscalía
Ciencia

China: descubren en murciélagos un nuevo virus similar al actual coronavirus

Los científicos bautizaron a esta cepa como RmYN02, cuyas coincidencias con el SARS-CoV-2 radican en un 93,3 % de su genoma. Este hallazgo respalda la teoría de que el virus no fue creado ni manipulado.

Imagen del coronavirus obtenida con microscopio electrónico. Crédito: NIAID.
Imagen del coronavirus obtenida con microscopio electrónico. Crédito: NIAID.
Mundo LR

Un grupo de científicos en China identificó un nuevo virus muy similar al SARS-CoV-2, causante de la actual pandemia del coronavirus. Su gran parecido reside principalmente en el genoma y en sus mecanismos de inserción a una célula.

El hallazgo, registrado y publicado en Current Biology, respalda la teoría del origen natural del responsable de la COVID-19, ya que fue detectado en murciélagos. Según informa ABC, la similitud entre ambos virus los relaciona como parientes cercanos.

Weifeng Shi, miembro del Instituto de Biología de Patógenos en la Primera Universidad Médica de Shandong y director de la investigación, explicó que el nuevo virus, al cual bautizaron RmYN02, posee un mecanismo de inserción bastante inusual y especializado al igual que el SARS-CoV-2.

“Desde el descubrimiento del SARS CoV 2 han habido sugerencias infundadas de que el virus se originó en un laboratorio. En particular, se ha propuesto que la inserción de S1 / S2 es altamente inusual y quizás indicativa de manipulación”, detalló.

No obstante, ese estudio demuestra que esos cambios pueden ocurrir de forma perfectamente natural.

Mecanismo de inserción

El reporte señala que RmYN02 posee inserciones de aminoácidos en el punto donde se encuentran dos subunidades (S1 y S2) de su proteína espiga. Estas son empleadas para acoplarse a las células humanas e infectarlas. Lo mismo sucede con el SARS-CoV-2.

No obstante, los aminoácidos presentes en los dos virus no son los mismos. Pese a ello, las coincidencias solo avalan que se trata de procesos naturales.

“Nuestro artículo muestra muy claramente que estos eventos ocurren naturalmente en la vida silvestre. Esto proporciona una fuerte evidencia en contra de que el SARS-CoV-2 haya podido escapar de un laboratorio”, aclaró el científico.

RmYN02 fue identificado a partir de 227 muestras de murciélagos recogidas entre mayo y octubre de 2019 en Yunnan. Según detalla Shi, desde que se descubrió que los murciélagos eran portadores del coronavirus SARS, en 2005, la comunidad científica se ha preocupado por continuar investigando al respecto. De esta manera, agregó, es posible identificar posibles enfermedades infecciosas.

Dos genomas de coronavirus

Del resultado del análisis, el equipo descubrió dos genomas casi completos de coronavirus. Además del RmYN02, estaba también el RmYN01. Sin embargo, este último guardaba poco parecido con el SARS-CoV-2.

Por el contrario, el RmYN02 comparte un 93,3 % del genoma del virus de la COVID-19. En el caso de un gen en particular llamado 1ab, comparte hasta el 97,2 %.

“El muestreo de más especies de vida silvestre revelará virus que están aún más relacionados con el SARS-CoV-2 y tal vez incluso con sus antepasados directos, lo que nos dirá mucho acerca de cómo surgió este virus en los humanos”, concluyeron los investigadores.