Científicos creen que un planeta pudo haber sido ‘robado’ del sistema solar

El sistema solar se formó en medio de un denso grupo de estrellas. La gravedad de estos astros pudo haber atrapado uno de nuestros mundos vecinos, tal como comprobaron las simulaciones de los investigadores.

Nuestro sistema solar se formó hace 4571millones de años. Imagen referencial.
Nuestro sistema solar se formó hace 4571millones de años. Imagen referencial.

Hace unos 4600 millones de años, el Sol nació en medio de cúmulo de aproximadamente 2000 estrellas. Poco a poco, una nube de material cósmico a su alrededor dio forma a los planetas que hoy componen nuestro sistema solar.

En los cúmulos estelares, los astros pueden llegar a estar muy cerca entre sí. En ese sentido, un grupo de astrónomos de la Universidad Stony Brook, en Nueva York (Estados Unidos), ha utilizado simulaciones para estudiar lo que ocurre en estas regiones, y qué le pudo haber sucedido a nuestro sistema solar al interactuar con una estrella vecina.

Los investigadores hallaron que el acercamiento de dos estrellas vecinas afecta notablemente a sus planetas, que son destruidos, expulsados e incluso robados, ya que pasarían de un astro de plasma a otro, debido a las interacciones gravitatorias.

PUEDES VER La Misión InSight en Marte revela terremotos, torbellinos y pulsos extraños

Según los científicos, este tipo de evento podría explicar algunos de los más extraños descubrimientos de exoplanetas, como aquellos mundos tan gigantes como Júpiter que orbitan demasiado cerca de una estrella pequeña, algo que contradice la teoría de formación planetaria.

Estos planetas pudieron nacer alrededor de estrellas similares al Sol y pasar a los dominios de otros astros más pequeño en uno de esos encuentros cercanos, recoge ABC.

El año pasado, científicos Suiza y EE. UU. descubrieron un planeta demasiado grande para su estrella. Imagen: Universidad de Berna.

Los autores del estudio, publicado en arXiv, precisan que esos planetas robados pueden presentar órbitas muy inclinadas, que no coinciden con el plano orbital del resto de mundos de la estrella de su sistema. Por ende, deberíamos identificar estas características para encontrarlos.

Un planeta robado

Asimismo, plantearon que nuestro Sol pudo tener, en sus inicios, algún planeta adicional. Este le habría sido “arrancado” poco después de haberse formado, por lo que la humanidad no logró conocerlo a tiempo.

“Es absolutamente posible que en algún momento el sistema solar tuviera más o menos planetas, pero eso es algo que, simplemente, no hay forma de saber”, dijo la coautora Rosalba Perna.

Por otro lado, es probable que el Sol haya estado ‘hurtando’ planetas a estrellas vecinas. Estos mundos podrían estar orbitando nuestra estrella de una forma rara, en los lugares más alejados de su dominio.