El iceberg A68 se desprendió de la Antártida y ahora se dirige a océano abierto. Foto: Difusión.
El iceberg A68 se desprendió de la Antártida y ahora se dirige a océano abierto. Foto: Difusión.

El iceberg más grande del planeta se aleja de la Antártida y entra al océano abierto

Tras desprenderse de la Antártida, esta gigantesca masa de hielo se dirige a aguas menos frías. Los científicos esperan que se derrita antes de generar accidentes en el mar.

Europa Press
06 Feb 2020 | 10:56 h

El iceberg gigante A68, un coloso que se liberó de la Antártida en 2017, se ha desplazado a flote tan al norte que ahora está en el límite del hielo marino perenne del continente.

Cuando se desprendió en julio de 2017 de la plataforma de hielo Larsen C, en la Península Antártica, el iceberg tenía un área cercana a los 6.000 kilómetros cuadrados y ha perdido muy poco de su volumen en los últimos dos años y medio.

Pero los científicos dicen que A68 tendrá dificultades para mantener su integridad cuando llegue a las aguas más turbulentas del Océano Austral. “Con una relación de grosor a longitud similar a cinco hojas de A4, me sorprende que las olas del océano no hayan hecho cubitos de hielo de A68”, dijo el profesor Adrian Luckman de la Universidad de Swansea, Reino Unido. “Si sobrevive por una sola pieza cuando se mueve más allá del borde del hielo marino, me sorprenderá mucho”, declaró a BBC News.

Viaje del iceberg A68 en los últimos dos años y medio, desde que se desprendió en 2017. Imagen: Swansea Univ.

Durante su primer año, A68 apenas se movió, su quilla aparentemente aterrizó en el fondo marino. Pero los vientos y las corrientes prevalecientes finalmente comenzaron a empujarlo hacia el norte a lo largo de la costa oriental de la Península Antártica, y durante esta temporada de verano la deriva ha experimentado una rápida aceleración.

El iceberg, actualmente a 63 grados de latitud sur, sigue un curso muy predecible. Cuando aparezca por encima de la punta de la península, el bloque masivo debe ser arrastrado hacia el norte hacia el Atlántico, un camino que los investigadores llaman ‘Camino de los icebergs’.

Muchos de los mejores icebergs de la Antártida llegan incluso más lejos, y más allá, del territorio británico de ultramar de Georgia del Sur a aproximadamente 54 grados sur.

El iceberg más grande jamás registrado en la era moderna fue el bloque de 11.000 kilómetros cuadrados llamado B15, que partió de la plataforma de hielo Ross en 2000. Uno de sus últimos restos, que ahora mide "solo" 200 kilómetros cuadrados, está a medio camino de las Islas Sandwich del Sur, al este de Georgia del Sur.

Imagen del iceberg A68 desprendiéndose de la Antártida. Crédito: ESA.

Los objetos de este tamaño tienen que ser monitoreados constantemente porque representan un riesgo para la navegación. Mientras vigilan la A68, los científicos también están atentos a otros dos icebergs en ciernes.

Uno está a punto de salir del frente del glaciar Pine Island en la Antártida Occidental. Este tendrá un poco más de 300 kilómetros cuadrados cuando nazca. El bloque ya está dividido con muchas grietas. "Espero que el nuevo iceberg se rompa en muchos pedazos poco después de liberarse", dijo el profesor Luckman.

El otro gran iceberg inminente se está formando en el este de la Antártida, en el borde de la plataforma de hielo Brunt. Este debería ser de aproximadamente 1.500 kilómetros cuadrados, aproximadamente el área del Gran Londres.

El supuesto iceberg ha atraído mucha atención porque la estación de investigación británica Halley tuvo que ser trasladada para asegurarse de que no estaba en peligro. El iceberg se liberará cuando una gran grieta, llamada Chasm 1, finalmente corte a través de una sección de hielo que mide menos de 10 kilómetros de longitud.

No hay forma de saber el momento preciso. “La grieta se está ampliando, pero solo a un ritmo constante, y la punta de la grieta apenas avanza”, dijo el profesor Luckman.

Video Recomendado

Lazy loaded component