Xilena Pinedo

@XilenaPinedoxilena.pinedo@glr.pe

Estudiante de Periodismo por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Le gusta el periodismo científico. Es parte del equipo de Verificador, nuestra unidad de factchecking.

Los componentes de las vacunas no incluyen ningún ingrediente que atraiga imanes. Especialistas nacionales e internacionales han descartado que las vacunas tengan la capacidad de producir ese efecto.

La Dra. Elizabeth Canales Aybar no figura dentro de la lista de personas que fueron inoculadas en el caso Vacunagate.

La publicación de Facebook tergiversa un párrafo del documento de Procedimiento de Detección de Infracciones al Tránsito Terrestre. La Policía Nacional del Perú ha desmentido esa afirmación.

Una imagen que presenta información preliminar fue utilizada para asegurar que la vacuna hecha en China tiene una “baja eficacia”. Sin embargo, eso es engañoso.

Publicaciones en Facebook aseguran que un científico venezolano descubrió la vacuna contra esas tres enfermedades y que su aplicación es gratuita. Sin embargo, es falso.

Un centro de salud de Junín promueve la automedicación con ese fármaco como preventivo contra la COVID-19. Sin embargo, sus indicaciones son falsas.

Una publicación afirmó que la eficacia de la vacuna de Sinopharm es menor al 60% y que la mitad de los vacunados estarán en riesgo de muerte. Sin embargo, es falso.

Publicaciones en Facebook aseguraron que el artículo 2 de la Constitución no permite la implementación de dicha medida y que infringir la cuarentena no es un delito. Sin embargo, es falso.

Publicaciones aseguran que el viceministro de Salud “tiene conocimiento” de que las vacunas supuestamente cuentan con un tipo de exosoma perjudicial para el organismo. Sin embargo, eso es falso.

El candidato presidencial anunció el abastecimiento de 5 millones de dosis, es decir, la reserva de las vacunas. Solo el gobierno de turno puede gestionar la compra. Las autoridades rusas no se han pronunciado al respecto.

Conozca en esta nota cuáles fueron los bulos más populares del 2020 sobre cómo “curarse” del nuevo coronavirus.

Una publicación alude a la reciente suspensión de una vacuna candidata hecha en Australia para establecer una relación causal entre el virus, las vacunas y el virus de inmunodeficiencia humana.

Un gráfico comparativo transmitido a través de un programa de Willax difundió información errónea sobre el consumo de ivermectina.

Un post asegura que la intervención quirúrgica es la “cura” a la epilepsia y que la primera en el Perú se realizó en el 2016. Sin embargo, esa información es incorrecta.

El gobernador regional de Arequipa aseguró que al usar mascarillas nos “contaminamos con monóxido de carbono”. Dicha afirmación es incorrecta y ha sido desmentida por especialistas.

Una publicación de Facebook afirma que la inmunidad natural es adquirida de por vida y, por lo tanto, “no se requiere de medidas sanitarias” . Los especialistas rechazan esta información.

Una publicación de Facebook promueve el turismo en Iquitos, pues asegura que esta región es la ciudad con mayor “inmunidad” ante el coronavirus. La Diresa-Loreto aclara que no establecieron una relación entre los resultados de los estudios de seroprevalencia y la reactivación de esa actividad económica.

La carta es real, pero lo que se desprende no. La decana de la Facultad de Farmacia y Bioquímica descarta que se estén llevando a cabo investigaciones sobre este compuesto para tratar la COVID-19 y señala que la posición de la universidad sobre su uso está en línea con las advertencias del Minsa.

Aunque los especialistas coinciden en que esa es una posibilidad, también resaltan que otros factores son aún más importantes como la carga viral, la cantidad de receptores del virus y, sobre todo, la baja fiabilidad de las pruebas rápidas.

La distribución de este medicamento se detuvo debido a que la farmacia que lo elaboró no cuenta con autorización sanitaria de funcionamiento ni de producción de fármacos.

Esta planta medicinal no posee los compuestos químicos de la ivermectina, por lo que no puede ser usado como una “ivermectina natural”. Sin embargo, sí brinda numerosos beneficios como cicatrizante y antiinflamatorio.