Sinesio López

“Carlos Tapia (1941-2021) deja una huella histórica imborrable en la política peruana”.

“Cuando los políticos y las asociaciones crean las constituciones, asumen el papel de soberanos”.

“Confunden a propósito el modelo neoliberal con el boom de las exportaciones, como si este hubiera sido generado por aquel...”.

“Los ‘partidos’ se han convertido en cascarones vacíos que representan a pocos o a nadie. Convocan a muy pocos y ya no son la voz de los sin voz. Todos tenemos voz”.

“Los jóvenes movilizados y la enorme protesta ciudadana han confirmado las tesis sobre el poder de Hanna Arendt...”.

“El golpe estaba cantado. La historia política del país nos enseña la letra y música del canto autoritario. Todo gobierno dividido (...) acaba mal...”

“¿Llegarán estos vientos huracanados al Perú? ¿Influirán en el proceso político y en las elecciones generales del 2021? (...) La pandemia nos ha hecho tomar conciencia...”.

“El resultado fue un contradictorio régimen híbrido de carácter feudal-republicano-liberal que pretendía identificar a siervos con ciudadanos...”.

“Los llamados partidos políticos que hoy tenemos son excrecencias morbosas de la colectividad nacional que debieran desaparecer...”.

“... Esto se debe no tanto a las ambiciones de los militares como a la debilidad de los políticos civiles, incapaces de construir partidos sólidos...”.

El no pago de una pensión a los trabajadores que no llegaron a cotizar durante 20 años es un robo legalizado del Estado.

“No hay que hacerse ilusiones. Ni en los momentos más difíciles las élites peruanas han logrado armar una coalición estable”.

Ya tenemos crisis del régimen, crisis del Estado, recesión económica y ahora crisis de la forma de gobierno. Solo falta el estallido de la sociedad. ¿Eso quiere la derecha?

“Es evidente que el Perú no ha tenido, salvo excepciones, ni tiene un Estado autónomo”.

“Si las izquierdas y los grupos progresistas no son capaces de realizar este gesto, seguirán cortando el jamón la tecnocracia neoliberal”.

“El Estado neoliberal ha sido desgastado por la resistencia de fuerzas antineoliberales y por la corrupción sistemática”.

“Es la hora de construir un estado social, democrático y autónomo con fundamentos y diseños innovadores con respecto al pasado”.

“El apoyo a los pobres ha sido insuficiente, mal distribuido y lento, y no ha contribuido mucho a la eficacia de los martillazos”.

“Las élites gobernantes, todas de derecha (salvo Velasco) y en connivencia con las élites económicas, han construido un estado sin dientes, sin garras, sin fuerza, enclenque en los doscientos años de República”.

“La política laboral es repudiable. Los trabajadores están pagando sobrevivir ahora (con sus CTS y ahorros en AFP) para morir mañana. ¿Y las grandes empresas y los bancos?".

“La lucha contra el coronavirus coloca en primer plano el interés público como eje central de sociedades, contrapuesto al neoliberalismo”.