Pilar Ortiz de Zevallos

“Las palabras patria y libertad, en ocasiones, fueron interpretadas fuera del marco liberal. Complejidades de un país multilingüe y multicultural que aún hoy son un reto”.

“San Martín en el Reglamento Provisional del 12 de febrero de 1821 ascendió a las ciudades norteñas a la categoría de provincias y distritos, como una manera de premiarlas y asegurar su apoyo a la gesta”.

“La gesta trujillana tiene un significado especial, dentro de la historia de nuestra Independencia, que no ha sido debidamente resaltada en nuestros textos. Fue la primera Intendencia libre del territorio. Consolidó la unión de todo el norte peruano...”.

“La estrategia sanmartiniana se vio recompensada cuando aires triunfales llegaron del norte”.

“Con marchas y protestas, a manera de un ejército nacional de jóvenes indignados con el ánimo y esperanza puestos en su protesta, se han hecho merecedores de ser llamados la Generación del Bicentenario”.

“San Martín y Cochrane tuvieron profundas diferencias, tanto en objetivos como en estrategias, pero ambos demostraron que las decisiones de los líderes determinan el rumbo de la historia”.

“En los siete meses de San Martín en Huaura, usó una táctica de persuasión para atraer el apoyo de los pobladores. Entró en contacto con Torre Tagle, intendente de Trujillo”.

“Las causas complejas requieren de estrategias escrupulosamente reflexionadas y asumir su riesgo. Se necesitan líderes para llevarlas a cabo”.

Como parte de la estrategia, el Ejército Libertador al mando de Álvarez de Arenales se encargaría de aislar la capital desde la costa sur y la sierra.

El general San Martín, poseedor de un espíritu idealista y negociador, elaboró su estrategia privilegiando el aspecto político al militar.

“Haber sido el centro del poder español en América del Sur le dio a la campaña emancipadora del Perú un mayor peso y tensión que en el resto del continente”.

Conmemorar acontecimientos históricos significativos es reconocer su trascendencia, y encontrar en ellos las raíces de nuestro presente. Motivarnos a una reflexión crítica, en búsqueda de un proyecto futuro de país, es un reto ineludible.