Cecilia Méndez

@undefined

Dra. en Historia por Stony Brook University y Lic. por la PUCP. Prof. Historia y directora del Programa de Estudios Latinoamericanos e Ibéricos de la Universidad de California-Santa Barbara. Autora de La república plebeya, Incas sí, indios no. Ver más: https://www.history.ucsb.edu/faculty/mendez/

“Para retomar la pregunta que formulé al comienzo, ¿cuándo comenzó la independencia? La respuesta tal vez la encierre otra pregunta: ¿de quién y de qué nos sentimos o queremos sentirnos herederos?”.

“Quiéranlo o no, los candidatos deben acudir a los espacios que se les abre en la televisión y medios alternativos para exponer y confrontar sus ideas”.

“La antipolítica no murió el 2000, con la dictadura fujimontesinista. Hoy uno de sus rostros más grotescos es el del candidato Rafael López Aliaga”.

“Es una pregunta poco común en un país mayoritariamente católico y cristiano”.

“Hasta mediados del siglo XX, fue la lengua mayoritaria de los peruanos. Hacia 1900, los quechuahablantes fluctuaban entre 60% y 70% de la población general. En 1940 eran poco más del 50% y en 1961 el 33%”.

“Las movilizaciones contra Merino son probablemente las mayores registradas en nuestra historia contra un golpe de Estado”.

“En el fascismo la verdad no emana de los hechos sino del poder, del líder que crea el mito fascista de la ‘gran nación’ que, en el caso de Trump, es una nación de blancos”.

“Y digo protestas y no ‘conflictos sociales’ porque este nombre técnico, oficial, tiende a invisibilizar el derecho a la protesta”.

“La gratitud y admiración que sentía por él no me impidieron discrepar con su propuesta de la ´utopía andina´. De esa discrepancia nació Incas sí indios no: apuntes para el estudio del nacionalismo criollo..”

“La fuerza del pueblo movilizado por la democracia y en rechazo al golpe —y no por un caudillo o un partido— se hizo sentir como nunca antes, indistintamente de barrios, edades, clases sociales e ideologías”.

“‘La historia los juzgará' dice un lugar común. Pero la historia es hoy porque los tiempos se aceleran en trances como estos y no hay tiempo que perder”.

“Es en estas luchas infatigables de los históricamente excluidos y diariamente denigrados, por hacer prevalecer sus derechos, donde veo la democracia. Y ha sido conmovedor”.

“¿Y dónde estamos, casi diez años después? Antauro Humala, un criminal convicto, confabula desde la cárcel con los congresistas de Acción Popular, UPP y otros ‘partidos’ del Congreso”.