Carretera Salaverry-Juanjuí: un anhelo más de La Libertad que de San Martín

Plataforma_glr
24 Mar. 2015 | 23:30h
POLOS OPUESTOS. Mientras nuestra región avanza con la instalación del puente sobre el río Marañón para llegar a Calemar y se anuncia la ejecución del tramo Puente Calemar-Abra El Naranjillo, en San Martín no se impulsa dicha vía.

Wilson Castro

La Libertad

La carretera Salaverry-Juanjuí es por años el viejo sueño de los liberteños. Esta vía que permitirá conectarnos e integrarnos con la Selva ha sido ofrecida por sucesivos gobiernos, pero ha quedado en eso: en una simple promesa.

En la década del 60, el gobierno peruano encargó a una firma especializada la evaluación de tres alternativas de una vía terrestre que conectara a un puerto de la Cuenca del Pacífico con un puerto de la Cuenca del Atlántico. Del análisis técnico-económico la más favorable fue la ruta Salaverry-Juanjuí.

Además de la posibilidad de que los pueblos de la costa y la sierra de La Libertad lleven sus productos a la Selva mediante esa vía, hay un potencial poco conocido.

Según el ex presidente regional, José Murgia Zannier, hay una Selva virgen por explotar en la región San Martín. “Se calcula que hay cerca de 400,000 hectáreas de bosques por explotar. El Proyecto Especial Chavimochic tiene 150,000 hectáreas. Aparte de ello hay un potencial minero y otras 200,000 hectáreas para labores agrícolas”, sostiene.

También hay un potencial turístico, ya que en esa zona están las ruinas del Gran Pajatén. Para Murgia, la vía beneficia más a San Martín ya que los productos de esa zona van a encontrar más mercado.

Sostiene que en el Huallaga Central se siembra arroz y maíz más que en la costa. Es un valle muy riquísimo cuyos productos pueden tranquilamente tener como destino los mercados de la costa. De allí la importancia de la vía Salaverry-Juanjuí. La Libertad puede vender productos industriales como calzado, textiles. Calemar produce bastante papaya y lamentablemente por falta de una carretera no puede ser sacada a otras partes.

LO AVANZADO

Por el lado de La Libertad hasta el momento se ha avanzado con el inicio de la construcción y pronta instalación del puente Calemar sobre el río Marañón, en la lejana provincia de Bolívar.

El puente demandará una inversión de 19 millones 116 mil 441 soles. Tendrá 120 metros de largo por 8 de ancho, permitiendo el uso de dos carriles. Tendrá una capacidad de carga de hasta 60 toneladas y estará terminado en enero del 2016.  Su construcción ya comenzó en los astilleros de Servicios Industriales de la Marina (SIMA) y será presentado públicamente en Chimbote en la segunda quincena de mayo, según informa el Gobierno Regional de La Libertad. 

Luego deberá ejecutarse el tramo Puente Calemar-Abra El Naranjillo. Es preciso señalar que Abra El Naranjillo se encuentra en el límite de La Libertad con San Martín. Requerirá una inversión de 196 millones 426 mil 864 soles, tendrá 8 metros de ancho (dos carriles), y permitirá acortar hasta en poco más de 10 horas el tiempo utilizado para llegar a Bolívar, incrementando el intercambio comercial, agrícola y productivo de la provincia.

Mientras en las autoridades liberteñas hay expectativa por hacer esta vía, por el lado de San Martín no sucede lo mismo. El Gobierno Regional de San Martín afirma no tener participación ni en la ejecución ni en el impulso de la construcción de Salaverry-Juanjuí, ya que es una vía binacional que nos conectará con Brasil y le corresponde ejecutarla directamente al gobierno nacional.

Por ahora el acceso más cercano a la frontera con San Martín está en el distrito de Shunté, en la provincia de Tocache, en el tramo Metal Marcos. Hay una trocha que camina la gente desde Tayabamba (Pataz) y es de unos 12 kilómetros.