María Ysabel Cedamos: "La cultura machista se mantiene en el sistema judicial"

Plataforma_glr
21 Nov 2013 | 3:32 h

María Chauca Castillo.
Arequipa.

Esta tarde, la organización Estudio de la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus) pedirá al presidente de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, Francisco Carreón, firmar un documento con siete propuestas que mejorarían el sistema de justicia para las víctimas de violencia sexual. María Ysabel Cedamos, abogada de profesión que trabaja con Demus, analiza el problema que se repite en todo el país. La organización concluyó que el sistema judicial, en la mayoría de casos, no hace justicia con las víctimas.
 

En el 2011 se estableció un Acuerdo Plenario donde se reconocen derechos a la mujer en cuanto a atentados contra su libertad sexual. ¿Ha variado la situación de la mujer desde  entonces?

No. Se estima que solo el 5% de las víctimas de violencia sexual se atreve a denunciar el hecho. En Arequipa la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) señaló que el año pasado el 9.5%  de mujeres dijo haber sido víctima de violación sexual por parte de su pareja en el último año. Esta data no toma en cuenta a las niñas y adolescentes. El propio expresidente de la Corte Suprema de Justicia, César San Martín, reveló que el 90% de los casos asignados al Poder Judicial se archivan.
 

¿Por qué se archivan?

Porque no se les cree a las víctimas. Hay altos porcentajes de personas, incluyendo operadores de justicia, que creen que las mujeres provocamos la violación.
 

¿Eso quiere decir que hay machismo en el Poder Judicial?

Tú lo has dicho. Hemos escuchado a magistradas y magistrados de Cajamarca, San Martín y Junín que señalan que en las comunidades campesinas el inicio de las relaciones sexuales se da a temprana edad, 12 años por lo general. Y si un hombre mayor está con una niña de esa edad no es una violación, sino que es parte de las costumbres. A pesar que existe la norma penal que considera violación sexual toda relación con menores de 14 años.
 

¿Se han dado varios casos?

Sí, y lo peor es que ya no consideran a la víctima una niña, sino una mujer que puede ser capaz de mentir e inclusive denunciar la violación por venganza. La cultura machista en el sistema de justicia permanece. Cuando una mujer hace una denuncia de violación sexual, lo primero que se manda hacer es el examen ginecológico. ¿Por qué los fiscales y magistrados no piden pericias psicológicas? No, esas solo las piden para saber si la víctima miente y no para conocer los daños causados por este acto.
 

Para que se trate el tema de esa manera debe haber precedentes de mujeres que mintieron y denunciaron violaciones solo por venganza. ¿O no?

Por supuesto, pero hay reglas dentro del derecho penal para evitar juzgar injustamente a un acusado. Para eso hay testigos y pruebas. Sí hay casos, pero son excepcionales.
 

¿Cuáles son los detalles del Acuerdo Plenario que los jueces no emplean?

El acuerdo precisa que el magistrado debe utilizar la disyuntiva del género para comprender la naturaleza del problema, saber que no importa el pasado sexual de la víctima y tampoco si no existen huellas físicas, porque el consentimiento puede ser viciado con la amenaza o chantaje. Y que la retractación de una víctima no es sinónimo que mintió en una primera instancia, sino que podría convivir aún con el agresor y por temor retira o desmiente la denuncia.
 

¿Qué es lo que se debe hacer?

Se debe cambiar el pensamiento machista o de superioridad de los hombres. Ellos tienen que respetar nuestra sexualidad. 

Video Recomendado