Juan Castillo: “Campaña contra Petroperú está llegando a la difamación y calumnia”

Plataforma_glr
02 May 2013 | 2:00 h

Enrique Villegas Rivas
Piura


El representante de los trabajadores en el directorio de Petroperú , Juan Castillo Mor e, lamentó que la campaña en contra del fortalecimiento y modernización de la empresa estatal, emprendida por ciertos políticos y grupos de poder, esté llegando a la difamación y calumnia, dejando de lado el aspecto técnico y la rentabilidad.

Por ello, el dirigente cuestionó que la lideresa del PPC , Lourdes Flores haya señalado, hace unos días, que comprar la refinería La Pampilla es una idiotez, pues de acuerdo a ese criterio los peruanos que apuestan por esta iniciativa son idiotas.

“Frente a este panorama los trabajadores de Petroperú planteamos un diálogo alturado para que la población conozca que la parte de la comercialización, que está en manos de privados, se ha estado enriqueciendo, y es por ello que ha estallado esta contracampaña que asegura que Petroperú es una empresa corrupta y no está preparada para enfrentar esta responsabilidad”, aseveró.

En ese sentido, Castillo More aseguró que para Petroperú no es novedad operar los lotes y La Pampilla porque antes de la privatización los tenía, sin embargo lo que sí representa un reto es la recuperación del Lote 64 pero tienen todas las condiciones para hacerlo, teniendo en cuenta que esto permitirá comprar el barril de petróleo a un promedio de 30 a 40 dólares, pues hoy lo adquirimos a más de 100 dólares.

“Recordemos que en la década de los 80, Petroperú exportaba petróleo a Colombia, tenía refinerías con tecnología de punta y una participación activa en la petroquímica, lastimosamente el proceso de privatización nos descuartizó y nos dejó en condiciones deprimentes porque participábamos en las etapas en donde no había mucha rentabilidad”, enfatizó.

Asimismo, comentó que el presidente regional Javier Atkins está equivocado al decir que una posible compra de la refinería La Pampilla afectará el Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara .

“Se trata de dos proyectos distintos porque ambas refinerías tienen diferentes mercados, sin embargo las dos necesitan la unidad de desulfurización. La ventaja en Talara es que además de la planta de desulfurización se ampliaría la capacidad de refinar y adecuar crudos pesados, lo cual no se dará en La Pampilla”, puntualizó Juan Castillo.

Video Recomendado