Argumentos de Kuntur para elevar el costo del Gasoducto Sur Andino

Cambios. Empresa que estará a cargo del proyecto dice que además del ducto principal habrá un poliducto para llevar líquidos. También hay un encarecimiento en el acero, material para la construcción. El gobierno ha pedido que revalúen los costos.

22 Ago 2012 | 3:29 h

María Eugenia Salas.
Arequipa.

Cuando se anunció la construcción del Gasoducto Sur Andino (GSA) para transportar el gas de Camisea a las regiones del sur, la i nversión bordeaba los mil 500 millones de dólares . El viernes pasado, en la reunión entre congresistas sureños y representantes de Kuntur , empresa a cargo de la construcción del ducto, ese presupuesto varió radicalmente. Para la obra se demanda US$ 5 mil 616 millones .

A la reunión con los congresistas sureños asistieron Enrique Ventura, director del proyecto; Ricardo Campins, director de Planeamiento, y Ricardo Andrade, gerente de Imagen de la empresa.

Campins explicó que en 2009 se delineó un trazo que partía desde los pozos de Camisea. Recorría Cusco, Puno, Arequipa y terminaba en Ilo-Moquegua . Sin embargo, ese proyecto solo consideraba un ducto para trasladar gas natural compuesto por etano y metano. Ambos sirven de insumos para la generación de energía eléctrica y las plantas petroquímicas que fabrican fertilizantes, plásticos, etc.

El nuevo proyecto consigna otra cañería . Un poliducto que transporta líquidos: propano, butano y otros que entre otras cosas permiten fabricar combustibles para consumo doméstico y vehicular.

Además de la doble cañería, en el tubo del gas natural se produjo variaciones en el tamaño. En el proyecto inicial se  pretendió hacer uno con dimensiones distintas en los distintos tramos. En unos el diámetro tenía 32 pulgadas, en otros 24 y 18. Con la propuesta  había capacidad para trasladar 595 millones de pies cúbicos (MMPC) de gas por día.

Kuntur hizo reajustes en el proyecto. El ducto principal tendrá 30 pulgadas en todo el recorrido. Mientras que el poliducto será de 18 pulgadas . Campins explicó que  el aumento de la capacidad del ducto incrementará en 76%  el volumen la capacidad de transporte de gas. El nuevo ducto homogéneo puede conducir hasta 1,050 MMPC, mientras que el poliducto llevará hasta 120 mil barriles diarios de líquidos.

Campins remarcó que los dos ductos requerirán 68% más de acero . Subrayó que este material sufrió un incremento de más del 39% en sus precios. El funcionario precisó que la obra debía ejecutarse con el máximo cuidado y garantía para evitar derrames que provoquen accidentes. Indicó que conforme avanzaron con los estudios, Kuntur descubrió la necesidad de hacer ajustes de ingeniería de acuerdo a los tramos (líneas férreas, ríos y otros).

Instalar el tubo principal cuesta US$ 3,047 millones. A eso debe añadirse los US$ 1,713 millones del poliducto . Con el 18% de Impuesto General a las Ventas (IGV) la cuenta suma US$ 5,616 millones .
 

GASODUCTO AL SUR

Kuntur firmó el contrato de concesión con el gobierno para hacer el GSA en octubre de 2008. En junio de 2011 le aprobaron el Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

Ante los legisladores del sur, Campins reiteró el compromiso de conseguir el financiamiento para las dos piezas del proyecto (gasoducto y poliducto) . La aprobación del EIA autoriza a Kuntur a ejecutar el trazo a lo largo de más de mil kilómetros para dos ductos: gas y líquidos. Los ramales llegarán a Quillabamba, Juliaca, Matarani, Ilo y Tacna.

Sin embargo, advirtió que para ello se necesita firmar una adenda con el gobierno. En ésta se debe autorizar a Kuntur el traslado de los líquidos de gas. No estaban consignados en el primer contrato.

Los cambios deben considerar la separación de los líquidos y el gas para transportarlos por ductos independientes. También se considera el ramal que debe extenderse hasta Tacna. En el proyecto inicial solo llegaba hasta Moquegua.

Asimismo se necesita una certificación de las reservas de los lotes 57 y 58. Este trámite determinará la cantidad de gas que hay en esos yacimientos. Es clave para solicitar el préstamo bancario. El representante de Kuntur calificó el proyecto como integral. Apunta al desarrollo de un polo petroquímico e incrementará la generación eléctrica. De igual forma, el consumo doméstico, vehicular e industrial, es decir la masificación del combustible barato.
 

SEGURIDAD ENERGÉTICA 

El funcionario también destacó que el Gasoducto Sur Andino contribuye a la seguridad energética del país .

Explicó que el único gasoducto existente en el país  pertenece a TGP (Transportadora de Gas del Perú) .

Conduce el combustible de Camisea a Lima. Ese tubo hace posible la generación de más del 40% de energía que consume el país. Eso refleja una alta vulnerabilidad. En caso de accidente habría un desabastecimiento de energía.

Ante ello, Campins resaltó que el trazo de Kuntur intercepta el gasoducto de TGP. Podría abastecerlo de presentarse una emergencia. 

También indicó que TGP tiene previsto un nuevo tubo para transportar más gas a Lima. Sin embargo, las obras están postergadas por la falta de la licencia social. "Tiene retraso de más de un año. Por eso no se puede traer más a Lima y generar energía".
 

RESERVAS DE GAS

Otro de los temas en discusión son las reservas para sacar adelante el proyecto. El gasoducto del sur trabajará con recursos de los lotes 57 y 58 . Hasta la fecha, Repsol a cargo del 57 y Petrobras del 58, avanzan con la certificación de las reservas. El Gasoducto Sur Andino tendrá 2 trillones de pies cúbicos (TCF) de ambos y un trillón adicional del lote 88. 

Los trabajos de exploración y perforación continúan. Kuntur tiene expectativas de reservas que oscilen entre 7 y 12 TCF para justificar su inversión.  Para algunos analistas, este proyecto está herido de muerte. El gobierno ya no financiará con un crédito puente el primer tramo del proyecto. Y ahora impulsa un etanoducto al sur que le quita rentabilidad. En ese sentido, el congresista cusqueño, Rubén Coa Aguilar, presentó la moción de orden del día 4156, donde entre otras cosas solicita que el Ministerio de Energía y Minas ordene una auditoría internacional a fin de determinar las reservas de gas natural en los lotes 57, 58 y 88.

Además solicitar al Ejecutivo que los 2.5 TCF de las reservas probadas en el lote 88, se destinen en forma exclusiva al proyecto del Gasoducto Sur Andino. También plantea que se reconsidere el proyecto a cargo de Kuntur, a fin de establecer un orden de prioridad que debe estar encabezado por atender el consumo doméstico, en segundo orden el uso vehicular y en tercera línea el uso industrial del gas natural.

Otro de los puntos es la exhortación al Ejecutivo para que cumpla su compromiso de instalar una planta de fraccionamiento de los líquidos de gas natural en Kepashiato que permitan abastecer de Gas Licuado de Petróleo al sur del país, como parte de la política inclusiva de masificación del uso del gas natural.  
 

Kuntur cree que nuevo ducto al sur le quita rentabilidad 

En el mensaje presidencial del 28 de julio pasado, el presidente Humala anunció un ducto para trasladar etano de Pisco al sur. Sobre el proyecto de ley oficializado el 10 de agosto, Campins indicó que "falta mucha información" para entender de qué forma este proyecto se complementa con el Gasoducto Sur Andino .

Tampoco respondió si el proyecto del Ejecutivo compite con el suyo. Sin embargo, aclaró que la idea del Gasoducto Sur Andino fue planteada en base a una única planta petroquímica en el sur. Al existir dos ductos, "quizá pudiera obligarnos a repensar el proyecto".

Añadió que es innegable que lo mejor en términos de rentabilidad sería un solo ducto. "Estamos tratando de entender los esquemas. Nos falta mucha información" , insistió. La posición de Kuntur desbarata los alcances del ministro de Energía, Jorge Merino. Este aseguró que Kuntur estaba al tanto de todo. Incluso indicaron que la propuesta del gasoducto no corresponde a la primera etapa del GSA como remarcó Merino en Arequipa.

 

ENFOQUE

Pedro Gamio
Ex ministro MEM

Petroquímica demanda volumen

"La implementación de una petroquímica de etano exige mucho volumen de gas. Hay que tener entre mil y 1,500 millones de pies cúbicos por día.

Como país se debe pensar en tener un gran proyecto de petroquímica, independientemente de dónde se haga.

El Perú debería promover la industrialización del etano en un solo proyecto, donde se procese el etano disponible de todos los lotes.

Ahora hay mucho desconcierto, se necesita una definición clara de qué es lo que pretende hacer el gobierno con el etano.

El gas natural peruano tiene una presencia de etano que puede llegar a 10%. La industrialización a través de la petroquímica permite obtener más de dos mil tipos de plásticos."

Te puede interesar